Híbridos y Eléctricos

MENOS PROPENSA A ARAÑAZOS

Tesla cambia el color básico de sus coches y el negro será una opción de 1.000 dólares

A partir del próximo mes de julio, todos los Tesla pasarán a ser de color blanco por defecto. La pintura negra, de serie hasta ahora, pasará a costar 1.000 dólares adicionales.

Tesla Model S blanco perlado
Tesla Model S blanco perlado

Elon Musk ha anunciado que Tesla cambiará el color básico que sus coches venían equipando hasta ahora, el negro sólido, al blanco. El negro era -y seguirá siendo hasta julio- el color por defecto de los Model 3, S y X, que pasarán a convertirse de serie en coches blancos a partir del mes que viene.

Entre conversaciones sobre Falcon Heavy de Space X y la posibilidad de ofrecer la capacidad de conducción total como regalo en los programas de referidos, Elon Musk anunció en Twitter el cambio de estrategia de Tesla en cuanto a las pinturas de sus coches. Así las cosas, el empresario de origen sudafricano confirmó que el color negro pasará a costar 1.000 dólares, lo mismo que la pintura plateada, mientras que se creará un nuevo color blanco Simple White para todos los Tesla de serie.

Tesla ya había ofrecido en el pasado el color blanco como pintura por defecto en los Model S y Model X, y ahora vuelve a aplicar la misma estrategia. Cabe destacar que la nueva pintura será distinta al actual blanco perlado multicapa que se ofrece en opción por 2.100 euros en los Model S y Model X por 1.600 euros en el Model 3.

Esta decisión esconde tras de sí razones lógicas. Por un lado, la pintura blanca probablemente será menos propensa a sufrir arañazos -o al menos serán menos visibles- que el negro sólido actual. Esto probablemente hará que los Tesla sean más sufribles y fáciles de mantener, beneficiando tanto a los propietarios del vehículo como a la propia Tesla -que tendrá que hacer frente a menos reparaciones de pintura-.

Lo anterior vuelve a estar relacionado con la eficiencia en la producción. Tesla sigue creciendo y expandiéndose, aumentando la producción especialmente en el Model 3, y tener una pintura blanca menos propensa a los daños y arañazos puede ser estratégico para ahorrar esfuerzos en el servicio posventa cuando el Model 3 aterrice en nuevos mercados. Además, tras esta decisión también podría haber un motivo comercial: un incentivo para que los clientes que quisieran el negro básico formalicen su compra antes de acabar este cuatrimestre, aumentando así ligeramente las ventas.

Tesla está haciendo esfuerzos por seguir expandiendo la comercialización del Model 3 a nivel global. La compañía californiana empezará este mes a entregar las primeras unidades en regiones con el volante a la derecha, si bien todavía hay mercados como Australia y Japón que tendrán que esperar para recibir al benjamín de los Tesla. Sin olvidar, por supuesto, la inminente llegada en masa del Model 3 a China, que se producirá localmente en la Gigafactoría 3.

Conversaciones: