Híbridos y Eléctricos

¿ES REALMENTE UN FALLO?

Tesla cobra sin permiso 14.100 dólares a un conductor tras accionar el Autopilot sin querer

Un usuario de Tesla en Estados Unidos hace público a través de Twitter que, sin confirmación ninguna mediante, Tesla cobró de su tarjeta automáticamente más de 14.000 dólares tras haber sido accionado por accidente el Autopilot de su Tesla Model 3.

Tesla Model 3.
Tesla Model 3.

Una de las características que más famoso ha hecho a los coches eléctricos de Tesla es su habilidad para conducir de forma autónoma de manera parcial gracias a su asistente de conducción, denominado por la marca como Autopilot. Un usuario de Tesla en Estados Unidos, ya sea por accidente o a conciencia, lo activó en su coche, lo que derivó a que en su cuenta figurase un cargo de más de 14.100 dólares.

El Autopilot es de los pocos elementos de equipamiento opcional que existen a la hora de comprar un Tesla, que según el configurador de Tesla en España tiene un precio de 7.500 euros, pero que si se opta por equipar a la postre de la compra, es mucho mayor. El Tesla protagonista de estas líneas no equipaba el Autopilot como elemento de fábrica, por lo que existe la opción, tanto a través de la app de Tesla como en el menú de opciones del coche eléctrico, equiparlo durante la vida útil del coche, y este usuario lo activó por accidente.

Para más inri, no se trata de cualquier usuario de a pie, sino que el afectado ha sido nada menos que el director de gestión de productos de Google, Dominic Preuss, quien a través de su cuenta de Twitter ha hecho público su contratiempo y cómo Tesla ha cargado en su cuenta y sin permiso 14.186,25 dólares mientras que su suegro conducía su Tesla Model 3 de 2018.

El directivo americano lanzaba un mensaje el pasado 28 de julio en su cuenta de Twitter que decía: "Para vuestra información, si hacéis doble clic dos veces en el panel de cambio y activáis accidentalmente el piloto automático en el Model 3, Tesla os cobrará automáticamente 14.100 dólares si no comprasteis el piloto automático anteriormente. Sin solicitud de contraseña. Sin aprobación de la tarjeta de crédito. Sólo 14.100 dólares cargados en la tarjeta."

Más allá de ser visto como una mala táctica de búsqueda de ingresos de Tesla (no sabemos si está diseñado así adrede o si es un fallo), lo cierto es que es que se trata de una grave cuestión de seguridad, pues ninguna persona que conduzca el coche en cuestión (desde un aparcacoches a un mecánico o un familiar), puede tener la posibilidad de ejecutar ninguna acción que acabe por desencadenar un cargo de cantidad alguna al dueño del coche en cuestión.

En este caso fue el suegro de Dominic Preuss el que por accidente activó el Autopilot, según comentó después el directivo americano, pues al mensaje mencionado siguieron otros para zanjar el asunto (causó un revuelo destacable en la red social) comentando que a pesar de lo ocurrido le encantaba su Tesla Model 3, y que tras recibir una confirmación por correo electrónico de Tesla diciendo que se compraron actualizaciones, Preus pudo cancelar la compra entrando en "administrar actualizaciones" en la aplicación de Tesla, obtenido a cambio un reembolso completo por valor de la compra.

Conversaciones: