Híbridos y Eléctricos

TESLA AUMENTA SUS VENTAS Y SUBEN LAS ACCIONES

Tesla Motors, Elon Musk y el Model S por las nubes

Tesla Motors, el fabricante de automóviles eléctricos de lujo del magnate Elon Musk, está provocando sorpresa en el sector, con ventas superiores a lo esperado y con sus acciones por las nubes.

Cuando en 2004 Elon Musk se hizo con el control de Tesla Motors, una compañía creada pocos meses antes con el objetivo de producir automóviles eléctricos de lujo, muchos pensaron que la decisión era una extravagancia del joven empresario.

Musk, de 42 años de edad, había acumulado una considerable fortuna gracias a la compra de PayPal, la empresa de pago por internet que ayudó a fundar, por parte de eBay.

Con el dinero de la venta de PayPal, Musk creó SpaceX en 2002 con el objetivo de crear vehículos espaciales para poner en órbita desde satélites hasta astronautas o turistas espaciales.

En 2003, Musk impulsó la creación de Tesla Motors para hacerse pocos meses después con el control de la compañía, de la que actualmente es el director ejecutivo y el diseñador de productos.

A pesar del éxito empresarial de Musk con PayPal, pocos pensaron que Tesla Motors sería algo más que un pasatiempo para el multimillonario, especialmente dados los pasados fracasos en los intentos de popularizar la propulsión eléctrica en el sector del automóvil.

Pero lo cierto es que Musk se planteó un programa a largo plazo que 10 años después está dando sus primeros frutos.

El primer gran triunfo se produjo cuando la prestigiosa publicación estadounidense Motor Trend eligió el Modelo S, el principal vehículo de Tesla Motors, como el Coche del Año 2013.

Posteriormente, otra influyente publicación estadounidense, Consumer Reports, emitió una valoración más que favorable del mismo Modelo S.

Al mismo tiempo, el fabricante de automóviles anunció que por primera vez en su historia había conseguido beneficios trimestrales, lo que le permitió lanzar una emisión de acciones e ingresar en sus arcas más de 1.000 millones de dólares.

Con ese dinero, Musk decidió devolver al Gobierno estadounidense, nueve años antes de su vencimiento, la totalidad de los 465 millones de dólares estadounidenses que el Departamento de Energía le prestó en 2010 para crear vehículos con reducido consumo de combustible.

Y finalmente, hace dos semanas, la Administración Nacional para la Seguridad en la Carretera de Estados Unidos (NHTSA), anunció que el Modelo S había conseguido los mejores resultados en las pruebas de impacto que ningún otro vehículo en la historia.

Entra unas cosas y otras, el público estadounidense ha respondido de manera positiva a Tesla. En California, un mercado clave en el sector del automóvil estadounidense, especialmente para los vehículos de lujo, Tesla está vendiendo más coches que marcas como Porsche, Land Rover, Volvo o Lincoln.

Según datos de la Asociación de Concesionarios de Automóviles de California dados a conocer en agosto, en lo que va de año Tesla ha vendido en el estado 4.714 vehículos frente a los 4.586 de Porsche, los 4.022 de Land Rover, los 2.982 de Volvo o los 2.230 de Lincoln.

Pero no todo han sido buenas noticias para Tesla este año. En febrero, The New York Times publicó un artículo devastador en el que se revisaba el Modelo S.

Según el artículo, el vehículo tuvo múltiples problemas, especialmente con respecto a la carga de la batería y la distancia que el automóvil puede recorrer, hasta el punto de que tuvo que ser remolcado a un taller.

Musk reaccionó con dureza contra el periódico y respondió personalmente a lo relatado en el artículo. Pero el daño estaba hecho. El artículo y la confirmación de que en 2012 perdió 396 millones de dólares provocó la pérdida de casi un 9 % del valor de las acciones de Tesla.

Seis meses después, las acciones se han recuperado y se sitúan alrededor de los 170 dólares, cinco veces más que en febrero, lo que ha disparado el valor de mercado de Tesla a 20.000 millones de dólares, más que compañías como Suzuki o Mazda.

Ahora Tesla ha decidido saltar a Europa, donde en julio empezó a vender el Modelo S en Noruega.

El 22 de agosto la empresa anunció la apertura de su primera planta de montaje en Tilburg (Holanda), para producir el Modelo S y satisfacer la demanda en Europa de vehículos eléctricos de lujo.

 

Conversaciones: