2.000 DÓLARES POR UNIDAD

Tesla recorta el precio en EEUU de todos sus coches eléctricos

El fabricante californiano intentará compensar de esta forma la eliminación del crédito fiscal que EEUU concede a los compradores de vehículos eléctricos.

Tesla recorta el precio de sus Model X, S y 3 en 2.000 dólares para compensar la pérdida de las ayudas del Gobierno de EEUU a la compra de coches eléctricos.
Tesla recorta el precio de sus Model X, S y 3 en 2.000 dólares para compensar la pérdida de las ayudas del Gobierno de EEUU a la compra de coches eléctricos.

Tesla anunció ayer una rebaja en el precio de todos los coches eléctricos que comercializa en EEUU. El recorte, de 2.000 dólares por unidad (1.760 euros) se aplica para compensar la pérdida de las ayudas que el Gobierno estadounidense concede a los compradores de vehículos eléctricos. Las subvenciones fueron retiradas a la compañía de Elon Musk desde el pasado 1 de enero después de que la firma californiana superase la barrera de los 200.000 vehículos eléctricos en junio de 2018, condición por la cual se eliminan dichos subsidios.

La disminución del precio, no obstante, no ha beneficiado a la compañía. Las acciones de Tesla cayeron ayer un 7% no solo por el recorte, sino también porque la empresa que dirige Musk no consiguió cumplir con las entregas trimestrales del Model 3, el último coche eléctrico comercializado por la marca.

En concreto, la caída de los títulos de la compañía con sede en Silicon Valley fue del 6,8% al cierre después de acumular un descenso del 10% a lo largo de la sesión. El dividendo de Tesla cerró el miércoles en 310,12 dólares en un contexto en el que los inversores cada vez están más preocupados por la rentabilidad de la firma. Además, la creciente competencia de cada vez más fabricantes de vehículos eléctricos y las perspectivas de que las ventas de vehículos de nueva energía se debilitarán en 2019 condicionaron una de las mayores caídas en Bolsa de Tesla de los últimos meses.

Los compradores que habían adquirido antes del 31 de diciembre alguno de los Model S, X o 3 que la compañía tiene en el mercado se beneficiaron de créditos de hasta 7.500 dólares (unos 6.600 euros) por unidad. El Congreso de EEUU anunció en junio de 2018 que los subsidios para los clientes de Tesla se eliminarían a partir del 1 de enero de 2019 después de que la firma californiana consiguiese vender más de 200.000 unidades desde 2009, año en el que el Ejecutivo comenzó a aplicar estas políticas fiscales. Esas ayudas se reducirán en un 50% cada seis meses hasta su eliminación completa.

Tesla aumentó la producción total un 8% el año pasado hasta alcanzar 86.555 vehículos eléctricos de los que 61.394 unidades corresponden al Model 3. De hecho, solo en el tercer trimestre de 2018 fueron entregados 53.239 coches. Según cálculos de Reuters, el margen ebitda (ganancias antes de intereses e impuestos) por vehículo de Tesla era de 3.200 dólares (alrededor de 2.800 euros), por lo que el recorte de otros 2.000 dólares eliminará más de la mitad de esas ganancias.

Tesla perdió, en los primeros nueve meses de 2018, algo más de 8.000 dólares (alrededor de 7.000 euros) por vehículo entregado que terminó compensando en cierta forma con un último trimestre en el que se cumplieron, por tercera vez en 15 años, las expectativas de Musk. Los inversores siguen esperando a que la compañía de Silicon Valley publique sus cuentas anuales, algo que nunca han llegado a detallar, en un 2019 en el que se espera que el lanzamiento del Model Y tranquilice a todo aquel que cuente con acciones de Tesla.  

Conversaciones: