POR LA FABRICACIÓN

Tesla sorprendió a Porsche y Audi con el coste del Model 3

Los fabricantes alemanes adquirieron dos unidades del Tesla Model 3 para examinarlo en una práctica conocida como ingeniería inversa. Un informe señala que ambas compañías no podían competir de tú a tú con la firma californiana. 

Tesla sorprendió a los fabricantes alemanes Audi y Porsche con el coste de fabricación del Model 3.
Tesla sorprendió a los fabricantes alemanes Audi y Porsche con el coste de fabricación del Model 3.

La llegada del Model 3 a Europa ha levantado expectación no solo entre los clientes de la compañía californiana Tesla, también entre los fabricantes de vehículos europeos. Sin embargo hace un año, dos unidades de Model 3 fueron vistas en Alemania en lo que se consideró entonces una práctica de ingeniería inversa, esto es, adquirir un modelo de la competencia para examinar y evaluar sus prestaciones. 

Según un informe de la publicación Manager Magazin, que incluye un exhaustivo análisis por parte de ejecutivos y fuentes de la automoción alemana, Audi y Porsche tuvieron que cambiar el enfoque de la plataforma que estaban desarrollando conjuntamente para fabricar vehículos eléctricos. El motivo es que, según sus pesquisas, el coste de fabricación por unidad era demasiado alto respecto a lo que obtiene Tesla por cada unidad fabricada y comercializada de su Model 3. 

Audi y Porsche revelaron que trabajaban en la Premium Platform Electric (PPE) hace dos años y se espera que esté lista para 2020 o 2021. Según el informe de Manager, la primera versión era demasiado cara, con un coste de fabricación de 3.000 euros por unidad, algo que Porsche podría haber asumido pero no así Audi. Para ser competitivos, la marca reclama una reducción de ese coste. Una de las diferencias con Tesla es el coste de las celdas de baterías, un componente que la firma de Elon Musk se está encargando de producir pero ni Porsche ni Audi pueden asumir la tarea extra de fabricar baterías. Al comprarlas a proveedores extranjeros, generalmente compañías del mercado asiático, el coste de fabricación se dispara. 

Según el informe, Audi y Porsche podrían dar marcha atrás a la construcción de la PPE para poder mejorar sus costes y poder competir de tú a tú con Tesla. Sin embargo, Magazin señala que la plataforma sería especialmente beneficiosa para Audi, después de describir el lanzamiento del e-tron como un “proceso fallido”. “El e-tron como primer Audi eléctrico no solo llega tarde. No alcanza algunos objetivos y se ha vuelto demasiado caro con más de 2.000 millones de euros en costes de fabricación. Las aproximadamente 600.000 unidades vendidas para [encontrar] el punto de equilibrio se consideran ahora una ilusión”, reza el texto.

El e-tron debió entregarse en 2018, pero Audi aludió a un problema de software como el motivo que ha provocado su retraso. Fabricado en la plataforma MEB del grupo Volkswagen, por el momento Audi y por tanto Porsche seguirán usando la arquitectura del conglomerado para la producción de sus vehículos eléctricos. Al menos hasta que la PPE esté lista y puedan competir de tú a tú con el gigante Tesla. 

Elon Musk llega a Europa

El CEO de la compañía californiana, Elon Musk, se ha desplazado hasta Europa para supervisar las primeras entregas del Model 3. Se le ha visto en el puerto belga de Zeebrugge; en Tilburg (Países Bajos) donde el fabricante cuenta con su principal centro de distribución en Europa; y, por último, Musk se ha dejado incluso fotografiar en Oslo (Noruega), uno de los principales mercados en Europa en el que tanto Tesla como los vehículos eléctricos tienen una amplia cuota de mercado. 

Conversaciones: