GUERRA ARANCELARIA

Tesla sube los precios de sus coches eléctricos un 20% en China

Tesla ha aumentado los precios de sus coches eléctricos cerca de un 20% en el mercado chino en respuesta al aumento de los aranceles impuesto por el gobierno.

Tesla sube los precios de sus coches un 20% en China.
Tesla sube los precios de sus coches un 20% en China.

Tesla ha subido los precios de venta de sus coches eléctricos en China en respuesta al aumento de aranceles impuesto por Pekín a los automóviles importados de Estados Unidos. Según informaron diversos medios locales, este movimiento provocaría que sean los consumidores quienes absorbiesen el impacto del incremento en los impuestos, manteniendo el margen de beneficio intacto para el fabricante estadounidense. Este es uno de los primeros efectos secundarios generados a raíz de la fricción comercial que existe entre las dos economías más grandes del mundo, China y Estados Unidos.

El gobierno chino impuso los nuevos aranceles inmediatamente después de que una nueva normativa arancelaria por parte de los Estados Unidos entrase en vigor el pasado viernes. Washington argumenta que las medidas fueron presentadas en respuesta a supuestas violaciones por parte de empresas chinas de los derechos de propiedad intelectual de diversas corporaciones estadounidenses.

El sitio web de Tesla para el Gigante Asiático ya ha sido actualizado con los nuevos precios para todo su catálogo, incluyendo el sedán Model S y el SUV Model X, con un incremento cercano al 20% para ambos. El precio de la versión más económica del Model S, por ejemplo, ha pasado de 710.000 yuanes (91.150€) a 840.000 yuanes (107.800€), lo que supone un aumento del 18,3%.

Durante el año 2017, el mercado chino supuso cerca del 15% de los 103.000 coches eléctricos que la marca Tesla vendió a nivel global. Por el momento, hasta que se confirme la creación de una nueva planta en Shanghái, Tesla fabrica todos sus automóviles en Fremont, California. Según Nikkei Asian Review, cuando se le preguntó acerca del alza de precios y su posible impacto en las ventas, la compañía norteamericana rehusó hacer comentario alguno.

Conversaciones: