Híbridos y Eléctricos

CONFIRMADO POR ELON MUSK

Tesla no ofrecerá un volante redondo en la nueva generación del Model S y el Model X

El volante en forma d mariposa o yugo que Tesla se sacó de la manga para la nueva generación del Model S y del Model X será la única opción posible que tendrán sus compradores: ¿perderá Tesla clientes por este cambio radical?

Volante yugo mariposa tesla model s
La historia del volante en forma de yugo o mariposa del Tesla Model S y del Model X llega a su fin: será la única opción disponible.

Finalmente, Elon Musk ha confirmado que en la nueva generación del Model S y del Model X no existirá la posibilidad de seleccionar un volante circular. Ha sido una vez más a través de Twitter, y en respuesta a uno de sus seguidores, donde el dirigente ha resuelto una duda que ha llevado durante los últimos meses a especulaciones y rumores. Tanto es así que prácticamente se llegó a asegurar que existiría la posibilidad de seleccionar un volante circular durante el proceso de compra de estos dos modelos.

La historia del nuevo volante que estrena Tesla en el Model S y el Model X, con formato en forma de yugo o mariposa, sin aro superior y repleto de botones táctiles para todas las funciones, llega a su fin. Probablemente, a parte de las nuevas motorizaciones y los pequeños cambios en el diseño, esta es la novedad de la que más se ha hablado desde su presentación. A parte de su legalidad o ilegalidad en diferentes mercados, las críticas se han enfocado sobre todo a su aparente incomodidad para maniobrar y a la situación de mandos como los intermitentes o las marchas en forma de botones táctiles.

Con las primeras unidades de la nueva generación del Tesla Model S ya entregadas en su versión más potente, la Plaid, volvió a primera plana la polémica sobre el nuevo volante que Tesla se ha inventado y que estará presente también en el Model X. Las opiniones de los primeros que tuvieron la suerte de probar este modelo fueron dispares en relación de la curva de aprendizaje para su uso y la incomodidad que supone en las maniobras a baja velocidad.

En cualquier caso, toda esta polémica podría no hubiera tenido sentido si se hubiera confirmado la posibilidad de seleccionar un volante normal durante la configuración de la compra de los coches. Una posibilidad que sugería la aparición de una imagen en la página web, rápidamente retirada y una fotografías de una unidad real con un volante convencional, más cómodo y lógico, que continuaría manteniendo los botones táctiles.

Volante redondo Tesla Model S 2021

La imagen del interior del Tesla Model S con un volante redondo estuvo presente en la web de Tesla, aunque fue rápidamente retirada.

Pero no será así. Elon Musk lo ha conformado en Twitter al responder a la pregunta de unos de sus seguidores:

El CEO de Tesla insiste en que este volante es una mejor opción para ofrecer una mayor visibilidad del cuadro de instrumentos. Y probablemente tiene razón. Pero también es cierto que en las maniobras a baja velocidad, sobre en las de estacionamiento, se pierde continuamente el contacto con el volante, que además, al ser plano por la parte baja, no se adapta al movimiento intuitivo de arrastre. Por otro lado, al dejar de mirar el volante, y ser este tan pequeño, resulta habitual acabar tocando los botones táctiles que integra.

Por eso, la posibilidad de ofrecer un volante redondo, que no exigiría cambios importantes en cuanto a electrónica al mantener igual toda la botonera, no parecía una idea descabellada. Este podría ser un caso en los que el diseño y la forma se han puesto por delante de la función, ya que supone un cambio radical en la manera en la que se maneja el vehículo

¿Pagará Tesla las consecuencias de esta decisión?

La dura competencia que se les avecina a estos dos modelos por parte de las marcas premium, adelantada por el Mercedes EQS 2022 y su variante SUV, ya confirmada, pueden hacerle mucho daño al Model S y al Model X. Una situación que se puede complicar más si finalmente se hace realidad la apertura de los Supercargadores a otras marcas de coches eléctricos a finales de este año. Tesla perdería su diferenciación competitiva más importante respecto al resto de fabricantes: la infraestructura de carga. La aparente incomodidad para la conducción que propicia este volante, podría hacer que los compradores de un coche eléctrico de lujo por el que hay que desembolsar tanto dinero se fijaran en otras marcas e hiciese caer las ventas de estos dos modelos.

Conversaciones: