Híbridos y Eléctricos

NUEVA COMPETICIÓN DE TODOTERRENOS ELÉCTRICOS

ODYSSEY 21: así es el salvaje todoterreno eléctrico que competirá en la Extreme E

El ODYSSEY 21 es el primer coche de la nueva categoría Extreme E, que llevará a 12 equipos distintos a competir por todo el mundo con salvajes todoterrenos eléctricos de más de 500 CV capaces de subirse por las paredes. 

extreme-e-oddyssey-21-dakar
extreme-e-oddyssey-21-dakar

Pronto habrá una nueva competición de coches eléctricos, promovida por el creador de la Formula E, aunque la nueva categoría será bastante diferente a esta última. Se trata de la categoría Extreme E, y su nombre ya nos revela algunas pistas. Se trata de una competición todoterreno cuya carrera inaugural se llevará a cabo en 2021 y del que ya conocemos el primer participante: el espectacular ODYSSEY 21.

El ODYSSEY 21 es una creación de Spark Racing Technology, una empresa vinculada a la Formula E que ha diseñado el chasis de los monoplaza eléctricos de los últimos años. Desarrollado específicamente para dar a conocer la nueva categoría, el ODYSSEY 21 bien podría ir directamente a correr el Dakar a juzgar por su aspecto; no en vano, competirá en tramos exigentes enfrentándose a todo tipo de terrenos y superficies.

Tiene dos motores eléctricos cuya potencia total es de unos 440 kW (544 CV aproximadamente), con un par motor máximo de 920 Nm y cada fabricante podrá desarrollar sus propios motores. El peso se quedará en torno a los 1.650 kilos y, según los promotores de esta competición, los Extreme E serán capaces de hacer un 0 a 100 km/h en 4,5 segundos, ascender pendientes de hasta el 130% (dependiendo de la adherencia del terreno) y alcanzar los 200 km/h de velocidad punta.

extreme-e-oddyssey-21-dakar-02

El ODYSSEY 21 es el primer todoterreno eléctrico de la Extreme

Las baterías serán iguales para todos los equipos y serán suministradas por Williams Advanced Engineering, un socio técnico ya conocido en la Fórmula E. También será común el chasis tubular de acero reforzado con niobio, pero los fabricantes podrán modificar la carrocería (paragolpes, capó, grupos ópticos, faldones, etc.) para asemejar la estética de los coches Extreme E a sus modelos de calle y poder aprovecharlo como estrategia de marketing. Las medidas del ODYSSEY 21 alcanzan los 4,4 metros de largo por 2,3 metros de alto y 1,86 metros de ancho.

Así mismo, los promotores de la categoría Extreme E han anunciado también que Continental será el proveedor único de los neumáticos, que tendrá el reto de desarrollar unas gomas dispuestas a rodar por arena, barro, nieve o grava. La competición consistirá en un formato de eliminación por parejas en tramos de entre 6 y 10 kilómetros, en la que se irán acumulando puntos hasta llegar a una eliminatoria final que enfrentará a los cuatro mejores y de la que saldrá el ganador.

De momento, solamente Venturi ha confirmado que estará presente en la competición y no se han anunciado más fabricantes, pero se espera que haya hasta 12 coches compitiendo en la primera temporada. El ODYSSEY 21 comenzará sus pruebas el próximo mes de septiembre, y en en marzo de 2020 Spark Racing entregará 12 unidades (los que se esperan que acaben tomando parte en la competición) a los diferentes equipos.

Conversaciones: