Híbridos y Eléctricos

COLOFÓN A LA GAMA GR DE TOYOTA

Toyota GR Super Sport: una "ida de pinza" de 1000 CV que llegará a la calle en 2022

El Toyota GR Super Sport será el colofón a la gama GR de Toyota. Un hipercoche híbrido con un propulsor derivado del TS050 Hybrid de carreras, con al menos 1000 CV de potencia, que será legal para circular por carretera y llegará en 2022.

toyota-gr-super-sport-portada
Toyota GR Super Sport

El Toyota GR Super Sport será el colofón a la gama GR y a toda la familia de Toyota. El coche más potente, más radical y, por supuesto, más potente de Toyota llegará el próximo 2022 con un propulsor híbrido desarrollado a partir de los bólidos de las 24 Horas de Le Mans. Y si te lo estás preguntando, sí: será legal circular por la calle con él.

Estamos acostumbrados a que Toyota presuma de una gama racional y adaptada a muchos tipos de clientes (quien busca un Yaris es muy diferente al que necesita una Hilux), y mayoritariamente híbrida. Es el estandarte de la firma, la hibridación, donde cuentan ya con más de dos décadas de experiencia en coches de gran volumen.

Una mecánica híbrida de 1000 CV derivada directamente del mundo de las carreras

Sin embargo, también tienen esa variante más macarra y deportiva con su gama GR, la más deportiva, que actualmente comprende el GR Yaris, el GR Supra y próximamente el GR 86. Ninguno de ellos es híbrido. Pero el siguiente modelo, el Toyota GR Super Sport, será un paso de gigante que apunta directamente a hipercoches como el Mercedes-AMG One o el Aston Martin Valkyrie.

toyota-gr-super-sport-02

Prototipo del Toyota GR Super Sport.

Para ello, el Toyota GR Super Sport se beneficiará de la experiencia obtenida con los coches híbridos LMP1 de las 24 Horas de Le Mans, carrera que ha ganado Toyota en las últimas tres ediciones con el TS050 Hybrid. El Toyota GR Super Sport será presentado junto al GR010 Hybrid de la nueva categoría LMH, aunque su propulsor será una adaptación del TS050 Hybrid.

El GR Super Sport utilizará una versión adaptada del motor V6 biturbo de 2.4 litros del TS050 Hybrid, conveniente modificado para su uso y homologación en carretera. Toyota no ha anunciado, de momento, detalles sobre el sistema híbrido: no sabemos el número de motores de que montará, ni qué tipo de batería utilizará. Pero sí sabemos que el propulsor tendrá unos 1000 CV de potencia total, según anunció la compañía tiempo atrás.

toyota-gr-super-sport-04

Prototipo del Toyota GR Super Sport.

Aunque el GR Super Sport hizo su primera aparición pública en formato descapotable, en las 24 Horas de Le Mans del año pasado, todo apunta a que el coche se venderá finalmente como un coupé.

Una "ida de pinza" genial

¿Cómo llega Toyota a dar luz verde a un deportivo de motor central, biplaza, con más de 1000 caballos y legal para la carretera? La decisión de fabricar el GR Super Sport fue aprobada -y anunciada- en 2018, al calor de la nueva normativa prevista para la categoría LMH del Campeonato Mundial de Resistencia. Una normativa que exigía a los fabricantes desarrollar los coches de la competición a partir de un coche de carretera.

Pasado el tiempo, las reglas de la categoría LMH cambiaron y eliminaron la necesidad de que Toyota tuviera que fabricar un coche de carreras para la calle (en este caso, lo que sería el GR Super Sport) por razones de homologación. Pero hay que tener en cuenta otro factor: Akio Toyoda, el jefe de la compañía. Un auténtico entusiasta del automóvil empeñado en reforzar la relación entre los coches de competición y los de calle, y que tiene buena parte de culpa de que Toyota fabrique finalmente el GR Super Sport. Salvando las distancias, el caso del GR Yaris es otro ejemplo muy similar.

Toyota-GR-Super-Sport-03

Prototipo del Toyota GR Super Sport.

Como cabía presuponer, el GR Super Sport se fabricará en una tirada limitada y muy exclusiva, aunque Toyota aún no ha revelado cuántos construirá en total ni ha abierto las reservas del modelo.

Lo que sí han hecho desde Toyota es publicar un cuestionario para potenciales clientes interesados en el que preguntan, entre otras cosas, sobre los coches deportivos que poseen los interesados y cuáles piensan comprar; si son propietarios de un Toyota 2000GT y un Lexus LFA; si conducen habitualmente en circuitos y si tienen alguna licencia FIA internacional; y sobre las expectativas respecto al GR Super Sport. El objetivo es seleccionar cuidadosamente a los clientes, aunque ya hemos visto antes (caso del Ford GT, por ejemplo) que no siempre funciona como las marcas quieren.

Conversaciones: