Híbridos y Eléctricos

PICK-UP CON PILA DE COMBUSTIBLE

Esta Toyota Hilux no es diésel ni de batería, no contamina y Toyota ya trabaja en ella

La filial de Toyota en Reino Unido ha comenzado el desarrollo de un prototipo de Toyota Hilux propulsado por una pila de combustible de hidrógeno. El proyecto cuenta con una subvención del gobierno británico y tienen previsto fabricar una pequeña serie.

Toyota-Hilux-hidrogeno_01
Esta Toyota Hilux no es diésel ni de batería, no contamina y Toyota ya trabaja en ella

La Toyota Hilux es probablemente uno de los coches más reconocidos a lo largo y ancho del planeta, famosa por su extrema durabilidad incluso en los ambientes más inhóspitos. Normalmente una Hilux va asociada a un motor diésel pero Toyota está trabajando ahora en un prototipo que no es diésel, ni gasolina ni eléctrica de batería, sino una Toyota Hilux de hidrógeno cuyas únicas emisiones son moléculas de agua.

La filial de Toyota en Reino Unido (Toyota Motor Manufacturing UK) ha comenzado a desarrollar el prototipo de una Toyota Hilux con pila de combustible de hidrógeno, tras haber obtenido una subvención del gobierno británico enmarcada en un programa del Centro de Propulsión Avanzada que pretende impulsar el desarrollo de vehículos 'cero emisiones' y nuevas tecnologías más limpias para una movilidad menos contaminante.

La Toyota Hilux en cuestión adoptará los componentes de la pila de combustible de segunda generación de Toyota, los mismos que utiliza el Toyota Mirai más moderno. De esta manera, pretenden convertir la Hilux en un vehículo eléctrico con pila de combustible, un tipo de vehículo que sólo emite vapor de agua por el tubo de escape. El vapor de agua es el producto de la reacción química entre el hidrógeno y el oxígeno, además de la electricidad y el calor generados en la pila de combustible.

Toyota-Hilux-hidrogeno_02
Prototipo de la Toyota Hilux de hidrógeno

El propulsor del Toyota Mirai de segunda generación consta de una pila de combustible de 128 kW (174 CV), tres depósitos de hidrógeno y una pequeña batería de 1,24 kWh (capacidad similar a un híbrido no enchufable). En total tiene 182 CV de potencia y 300 Nm de par, procedentes de la pila de combustible y la potencia aportada por la batería (34,6 CV de pico). Toyota no ha anunciado si la Hilux utilizará esta misma configuración o habrá modificaciones. 

Lo que sí podemos saber es que la capacidad de almacenamiento de hidrógeno es mayor en este prototipo de la Hilux, que en la imagen muestra tres depósitos cilíndricos de idéntico tamaño. El Mirai utiliza tres depósitos de hidrógeno (de 65, 52 y 25 litros de capacidad) que pueden almacenar 5,6 kg de hidrógeno. En la imagen publicada por Toyota, el prototipo de la pick-up monta tres depósitos cilíndricos de hidrógeno colocados en paralelo debajo de la cabina. Teniendo en cuenta el tamaño de la Hilux, aparentemente son los de mayor tamaño. En tal caso, la Hilux de hidrógeno podría almacenar unos 7,7 kg de hidrógeno, que deberían ser suficientes para homologar 640-650 kilómetros de autonomía en ciclo WLTP. No obstante, estos últimos son cálculos propios y en ningún caso cifras oficiales.

Toyota Reino Unido estará a la cabeza del proyecto pero no estará sola. El desarrollo de esta pick-up de hidrógeno se llevará a cabo por un consorcio en el que también colaboran empresas británicas especializadas en ingeniería técnica como Ricardo, ETL, D2H y Thatcham Research. También proporcionará su experiencia y asistencia técnica el equipo de I+D de Toyota Motor Europe.

Toyota-Hilux-hidrogeno_propulsor
La pila de combustible va colocada bajo el capó delantero y los tres depósitos, bajo la cabina

Aunque apostará de manera multimillonaria por los vehículos eléctricos de batería (y por supuesto, también por los híbridos), la compañía nipona cree también en el hidrógeno para ciertos sectores del transporte y otros ámbitos. Cabe recordar que Toyota ofrece sus pilas de combustible modulares a otros fabricantes externos. La idea es utilizarla para propulsar autobuses, trenes y barcos, o también para alimentar sistemas de energía estacionarios. 

¿Llegará a fabricarse en serie la Toyota Hilux de hidrógeno? Actualmente el segmento de las pick-up es de los que más complicado tiene el futuro 'cero emisiones' en Europa, pues la práctica totalidad utilizan motores de combustión interna. Además, debido a las dimensiones y la masa de estos vehículos, tienen buen apetito de combustible y son notablemente contaminantes. El hidrógeno podría ser una solución para la descarbonización de este sector.

A lo largo de 2023 se fabricarán los primeros prototipos de la Hilux de hidrógeno en la fábrica de Toyota en Burnaston. Una vez conseguidos los resultados buscados, el objetivo es producir una serie reducida. No obstante, Toyota no se ha pronunciado sobre el número de pick-ups de esta serie. Tampoco ha dicho si llegarán a venderse al público o se utilizarán con determinados clientes para pruebas en uso real.

Conversaciones: