Híbridos y Eléctricos

80 NUEVAS ESTACIONES

Toyota, Nissan y Honda se asocian para instalar estaciones de hidrógeno

Los fabricantes japoneses Toyota, Nissan y Honda, junto con otras 8 empresas, se han asociado para fomentar la construcción de estaciones de hidrógeno en Japón. 

Toyota, Nissan y Honda lideran el proyecto de estaciones de carga de hidrógeno.
Toyota, Nissan y Honda lideran el proyecto de estaciones de carga de hidrógeno.

Un consorcio de 11 compañías japonesas, lideradas por los fabricantes Toyota, Nissan y Honda, han firmado un acuerdo para formar una nueva alianza de cara a la primavera de 2018. Esta nueva empresa se encargará del desarrollo e instalación de nuevas estaciones de recarga de hidrógeno en Japón. Uno de los objetivos de esta alianza consiste en reducir los costes de construcción de las estaciones que, en la actualidad, se sitúan entre los 3,4 y 4,4 millones de dólares cada una.

La nueva empresa estima que tardará 10 años en completar su misión y espera ofrecer 80 nuevas estaciones de recarga de hidrógeno en los primeros 4 años, centrándose en las principales ciudades del país japonés. La nueva compañía quiere mejorar la colaboración entre los desarrolladores de infraestructura, los fabricantes de automóviles y las instituciones financieras, con el fin de acelerar y ampliar el despliegue de las estaciones de hidrógeno en Japón. Además, la empresa colaborará con organizaciones externas, como la Conferencia de Comercialización de Celdas de Combustible de Japón (FCCJ) y HySUT, para reducir costes al abordar cuestiones como la estandarización de equipos y la revisión de regulaciones.

Japón está preparando una importante infraestructura para recibir los sistemas de propulsión alternativos en sus calles, incluyendo tanto vehículos eléctricos como de hidrógeno. Para 2030, el país espera que la próxima generación de vehículos con sistemas de propulsión alternativos puedan representar entre el 50% y 70% de las ventas de automóviles nuevos. En cambio, otros países como China siguen firmes en su apuesta por el vehículo eléctrico y no contemplan a día de hoy el hidrógeno como una fuente de energía viable.

A finales de 2014, el fabricante japonés Toyota lanzó al mercado el primer vehículo de pila de combustible, el Mirai. Este tipo de vehículos ofrecen una mayor autonomía que los eléctricos y son capaces de repostar en únicamente 3 minutos. El problema reside en la escasez de infraestructura, por lo que solo se contabilizan unos 1.700 vehículos propulsados por el hidrógeno en Japón. Otros fabricantes que desarrollan vehículos con esta tecnología son General Motors y Honda.

En este acuerdo firmado participan las empresas JXTG Holding, Idemitsu Kosan, Iwatani, Tokyo Gas y Toho Gas Air Liquide, las cuales invertirán y construirán estaciones de recarga de hidrógeno. Por su parte, los fabricantes de automóviles Toyota Motor, Nissan Motor y Honda Motor contribuirán financieramente a las operaciones de la nueva compañía y buscarán aumentar la conciencia pública respecto este tipo de vehículos. Por último, las instituciones financieras Toyota Tsusho y el Banco de Desarrollo de Japón cubrirán parcialmente los costes de despliegue de las estaciones a través de inversiones.

Conversaciones: