Híbridos y Eléctricos

VEHÍCULOS DE PILA DE COMBUSTIBLE

Toyota podrá fabricar e inspeccionar depósitos de hidrógeno

Toyota es el primer fabricante registrado de depósitos de hidrógeno de 70 MPa (700 bares) según la Ley de Seguridad de Gases a Alta Presión de Japón.

Ubicación de un depósito de alta presión de hidrógeno fabricado por Toyota.
Ubicación de un depósito de alta presión de hidrógeno fabricado por Toyota.

Toyota ha recibido la autorización del Ministerio de Economía, Comercio e Industria (METI) de Japón para fabricar e inspeccionar sus propios depósitos de hidrógeno de alta presión para vehículos de pila de combustible (FCV).

De ese modo, Toyota se convierte en el primer fabricante registrado de depósitos de hidrógeno de 70 MPa (700 bares) según la Ley de Seguridad de Gases a Alta Presión de Japón, revisada en 1997 por el METI. A partir de ahora, Toyota podrá aumentar la eficiencia del proceso de fabricación de depósitos de hidrógeno de alta presión seguros para garantizar la confianza de los clientes.

De acuerdo con la ley, todos los contenedores y accesorios para almacenar gases a presiones iguales o superiores a 1 MPa (10 bares) deben estar homologados por el METI, y podrán ser objeto de inspecciones por parte del Instituto de Seguridad de Gases a Alta Presión (KHK) de Japón durante el proceso de fabricación. Una vez terminados, los depósitos de hidrógeno requieren una inspección adicional.

Puesto que no se pueden utilizar en la fabricación de vehículos hasta que pasen dichas inspecciones, hasta ahora, los inspectores del KHK tenían que estar presentes durante la fabricación de los depósitos de hidrógeno para los distintos vehículos de prueba de Toyota, como el Toyota FCHV-adv. Esto, a su vez, significaba que los planes de fabricación y el control de inventario de depósitos, además de los planes más generales de producción de FCV, tenían que adaptarse a los calendarios de inspección de depósitos.

A raíz de los planes de llevar un sedán FCV al mercado japonés antes de abril de 2015, Toyota presentó una solicitud para registrarse como fabricantes de contenedores para poder fabricar e inspeccionar sus propios depósitos de hidrógeno de alta presión.

Para recibir la autorización, una empresa debe cumplir los KHKS 0102, un conjunto de estrictos criterios que incluyen 194 requisitos impuestos por el KHK, y debe demostrar que posee un sistema de gestión de la calidad de fabricación de alto nivel.

Para cumplir los criterios KHKS 0102, Toyota desarrolló un manual de calidad y unas normas de inspección de contenedores basadas en su dilatada experiencia en gestión de la calidad, y estableció un sistema de control de la calidad de los depósitos de hidrógeno totalmente documentable, que se extiende a los fabricantes de componentes asociados.

En junio de 2014, tras la auditoría que realizó in situ el KHK del proceso de producción de depósitos de hidrógeno de alta presión, se consideró que Toyota cumplía los criterios KHKS 0102. El mes siguiente, Toyota presentó una solicitud al Departamento de Inspección y Seguridad Industrial Chubu Kinki para conseguir la autorización del METI.

Con dicha autorización, Toyota podrá fabricar depósitos empleando inspectores internos, sin necesidad de inspecciones presenciales del KHK. Así, Toyota cree que podrá fabricar los depósitos de hidrógeno de alta presión de una forma más eficiente, y que mejorará la productividad y reducirá los costes de los FCV.

Conversaciones: