Híbridos y Eléctricos

PARA 2024

Toyota tendrá una furgoneta eléctrica gemela al Peugeot e-Boxer

Gracias al acuerdo con Stellantis, Toyota ya tiene varias furgonetas eléctricas en el mercado. En 2024 se sumará una tercera carrocería con versiones 100% eléctricas.

FOTO-Portada
Toyota tendrá su furgoneta eléctrica de gran tamaño.

Toyota y el Grupo Stellantis llevan años colaborando en el desarrollo y fabricación de vehículos industriales. De esa asociación firmada en el año 2012 han surgido diferentes modelos en formato pequeño y medio. Sin embargo, un nuevo paso en la colaboración anuncia la llegada de un modelo de mayor tamaño que contará con versiones 100% eléctricas. Ese industrial de gran capacidad será fabricado por Stellantis en las plantas de Gliwice (Polonia) y Atessa (Italia), aunque llevarán el distintivo de Toyota repartido por el interior y la carrocería.

Actualmente Stellantis y Toyota producen de forma colaborativa el Proace City, y sus diferentes versiones, y el Proace en sus múltiples alternativas. La ampliación del contrato permitirá a los japoneses disponer de un modelo compartido y casi idéntico al Peugeot e-Boxer, al Citroën ë-Jumper, al Opel Movano-e y al FIAT e-Ducato. Como ya ocurre en los modelos de menor tamaño la gama será exactamente igual, aunque con los logotipos cambiados.

Al igual que todas las furgonetas anteriormente mencionadas, el modelo de Toyota, del que todavía no hay nombre oficial, podrá contar con un esquema 100% eléctrico. Presentará dos niveles de batería: 37 y 70 kWh de capacidad. Con ellas se podrá alimentar a un único motor eléctrico delantero con 120 caballos de potencia. La autonomía oscilará entre los 125 y los 224 kilómetros, en función de la capacidad de la pila y la carrocería seleccionada.

FOTO-Cuerpo
La furgoneta eléctrica de Toyota tendrá entre 8 y 17 metros cúbicos de capacidad.

Diferentes formatos de carrocería que permitirán adaptarse a diferentes clientes y necesidades. Siguiendo la línea de sus hermanas, el industrial de Toyota podrá presentar hasta 8 volúmenes diferentes, entre los 8 y los 17 metros cúbicos. Para la recarga, se optará por un formato de alta potencia. En una carga de 7,4 kW se podrá recuperar el 100% de la batería en un plazo entre las 6 y las 12 horas, dependiendo del tamaño de la pila. Si la conexión se realiza en una toma de 22 kW los tiempos se reducen entre las 5 y las 9 horas.

Por el momento quedan algunos detalles por conocer, como el precio de venta. Los plazos que se manejan indican que el lanzamiento oficial se producirá a lo largo de 2024, y que solo será comercializado en Europa. Ambas partes se han mostrado encantadas con el acuerdo. Carlos Tavares, CEO de Stellantis ha comentado: “Con este tercer exitoso compromiso, Stellantis demuestra una vez más su experiencia en el segmento de los vehículos comerciales ligeros y su capacidad para desarrollar tecnologías de baterías para vehículos 100% eléctricos previstas para satisfacer una amplia serie de necesidades”.

Toyota, por su parte, también se ha mostrado muy satisfecha con la firma del contrato. Matt Harrison, Presidente y CEO de Toyota Motor Europe ha declarado: “Representa una importante incorporación y completa nuestra gama de LCV para los clientes europeos de Toyota. Este nuevo vehículo comercial ligero va a ser clave para conseguir los objetivos de crecimiento de Toyota en su gama global de vehículos comerciales ligeros, junto con el pick-up Hilux, el Proace y el Proace City, permitiendo a Toyota ofrecer una solución de movilidad en todos los segmentos del mercado de vehículos comerciales ligeros”.

Conversaciones: