Híbridos y Eléctricos

INFORME SOBRE DESARROLLO HUMANO 2015

Trabajo decente al servicio del desarrollo humano y la sostenibilidad

El Informe sobre Desarrollo Humano de 2015, insta a los gobiernos a que actúen sin demora para que nadie se quede atrás en un mundo del trabajo en rápida evolución.

Trabajo decente al servicio del desarrollo humano y la sostenibilidad.
Trabajo decente al servicio del desarrollo humano y la sostenibilidad.

Desde Híbridos y Eléctricos, nos sentimos comprometidos en todos aquellos aspectos que contribuyen al Desarrollo Humano. Siempre hemos defendido una tecnología que tenga como centralidad a las personas y su medio ambiente, y que ponga énfasis en todos aquellos aspectos que contribuyan a su desarrollo. 

Por esto hablamos de ecotecnología, porque encierra la voluntad de aplicar una tecnología al entorno en que vivimos. Para mejorarlo, para desarrollar potencialidades, para expandir posibilidades de realización personal y colectiva. En definitiva, una tecnología al servicio de la humanidad y no impuesta en sentido contrario. Ver enlace al artículo “22 tuits para el desarrollo humano”.

El rápido progreso tecnológico, el avance de la globalización, el envejecimiento de las sociedades y los desafíos ambientales están transformado rápidamente el significado actual del trabajo y la forma en la que se lleva a cabo. Este nuevo mundo del trabajo ofrece magníficas oportunidades para algunos, pero también plantea enormes desafíos para otros. El Informe sobre Desarrollo Humano de 2015, insta a los gobiernos a que actúen sin demora para que nadie se quede atrás en un mundo del trabajo en rápida evolución.

¿Qué es el desarrollo humano?

Trabajo decente al servicio del desarrollo humano y la sostenibilidad

Dimensiones del desarrollo humano.

El desarrollo humano es un proceso encaminado a ampliar las oportunidades de las personas, en la medida en que estas adquieren más capacidades y tienen mayores posibilidades de utilizarlas.

Pero el desarrollo humano también es un objetivo, por lo que constituye a la vez un proceso y un resultado. El desarrollo humano implica que las personas deben influir en el proceso que determina sus vidas.

En este contexto, el crecimiento económico es un medio importante para el logro del desarrollo humano, pero no es la meta última.

El desarrollo humano es el desarrollo de las personas mediante la creación de capacidades humanas, para las personas mediante la mejora de sus vidas y por las personas mediante su participación activa en los procesos que determinan sus vidas.

Se trata de un enfoque más amplio que otros, como el enfoque de recursos humanos, el de necesidades básicas y el de bienestar humano.

Fuente: PNUD

Trabajo al servicio del desarrollo humano

El Informe, que lleva por título “Trabajo al servicio del desarrollo humano”, hace un llamamiento en favor del trabajo equitativo y decente para todos. Así, alienta a los gobiernos a mirar más allá del empleo y a tener en cuenta los numerosos tipos de trabajo que existen —como el trabajo de cuidados no remunerado, el voluntario o el creativo— que son de gran importancia para el desarrollo humano. 

El Informe sostiene que solo adoptando esta visión de conjunto, los beneficios del trabajo podrán aprovecharse realmente en favor de un desarrollo sostenible.

El Informe indica que en los últimos 25 años, 2.000 millones de personas han salido del nivel más bajo de desarrollo humano, gracias a unos mejores resultados en materia de salud y educación y a la reducción de la pobreza extrema. Pese a todo, para garantizar estos avances e impulsar el progreso, es necesario prestar mayor atención al trabajo decente.

En el mundo, 830 millones de personas son trabajadores pobres que viven con menos de 2 dólares al día. Más de 200 millones de personas, entre ellas 74 millones de jóvenes, están desempleadas, y actualmente 21 millones de personas realizan trabajos forzosos.

Cifras sobre índices de desarrollo humano (IDH)

  • Los cinco primeros países que lideran el ranking del IDH son por orden: Noruega [0.944], Australia [0,935], Suiza [0,930] Dinamarca [0,923] y los Países Bajos [0,922]. No hay cambios con respecto a 2014. España se sitúa en el puesto 26 [0,876].
  • Los cinco últimos países en la clasificación del IDH son: Níger [0,348], República Centroafricana [0,350] Eritrea [0,391] Chad [0,392], y Burundi [0,400].
  • Los países con los descensos más pronunciados en la clasificación del IDH en 2014 son Libia, que bajó 27 puestos y Siria, que descendió 15.

Las mujeres realizan tres de cada cuatro horas de trabajo no remunerado

Las mujeres tienen menos probabilidades de tener un trabajo remunerado que los hombres, y realizan 3 de cada 4 horas de trabajo no pagado. En cambio, a los hombres les corresponden 2 de cada 3 horas de trabajo remunerado. Dado que las mujeres suelen asumir el cuidado de los miembros de la familia, el Informe advierte que es probable que estas desigualdades se intensifiquen a medida que la población envejece. Además, cuando perciben un salario, las mujeres ganan a escala global un 24 por ciento menos que los hombres en promedio. Así mismo las mujeres ocupan menos de una cuarta parte de los cargos directivos superiores en todo el mundo.

Para reducir esta desigualdad, la sociedad necesitan nuevas políticas, incluido un mejor acceso a servicios de cuidados remunerados. Entre los cambios que han de ponerse en marcha se encuentran garantizar la paridad salarial, facilitar la licencia parental pagada y abordar el acoso y las normas sociales que excluyen a tantas mujeres del trabajo remunerado.

Helen Clark. Administradora del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo.

Globalización y revolución digital: armas de doble filo

La globalización y los cambios tecnológicos están generando un mundo del trabajo cada vez más polarizado. 

Nunca ha habido un momento mejor para tener un perfil de trabajador altamente cualificado. En cambio, no es buen momento para aquellos no cualificados. Esta situación está intensificando las desigualdades.

Selim Jahan, autor del Informe.

Los trabajadores altamente cualificados y aquellos con acceso a la tecnología, en particular Internet, tienen nuevas oportunidades con respecto a los tipos de trabajo disponibles y a la forma en que realizan su actividad. Actualmente, hay 7.000 millones de abonados a la telefonía móvil, 2.300 millones de usuarios de teléfonos inteligentes y 3.200 millones de personas con acceso a Internet. Esta situación ha traído consigo muchos cambios en el mundo del trabajo, como el aumento del comercio electrónico y la externalización masiva de servicios bancarios, servicios de apoyo en materia de tecnologías de la información y las comunicaciones y otros servicios.

No obstante, pese a las nuevas oportunidades, hoy hay cada vez más empleos vulnerables y sigue existiendo una importante brecha digital, según indica el Informe.

En 2015, el 81 por ciento de los hogares de los países desarrollados tiene acceso a Internet, pero esta cifra se reduce a solo el 34 por ciento en las regiones en desarrollo y el 7 por ciento en los países menos adelantados.

Se prevé que muchos trabajos de tipo rutinario, como los administrativos, van a desaparecer o a ser sustituidos por computadoras, o bien ya han desaparecido, tal como advierte el Informe.

Según la Organización Internacional del Trabajo, el 61 por ciento de las personas empleadas en el mundo trabajan sin contrato, y solo el 27 por ciento de la población mundial cuenta con una amplia protección social contra el desempleo.

El Informe insta a los gobiernos a formular estrategias de empleo nacionales que tengan en cuenta los numerosos desafíos que surgen en este mundo del trabajo en rápida evolución.

Trabajo sostenible, oportunidades para las generaciones actuales y futuras

En el Informe se analizan el rol principal que el trabajo puede desempeñar en la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Si nuestras economías y sociedades desean verdaderamente avanzar hacia un futuro de desarrollo bajo en emisiones y resiliente al clima, los tipos de trabajo que realizamos la mayoría de las personas deberán cambiar. Estos cambios afectarán a lo que será el mercado laboral del futuro.

Con el denominado “crecimiento verde”, se crearán nuevos empleos, se transformará la naturaleza de algunos trabajos y otros dejarán de existir. Lo ideal sería que estos cambios se sustentaran en sistemas de protección social y redes de seguridad.

Informe PNUD.

El Informe sostiene que las oportunidades de trabajo pueden verse impulsadas por los objetivos mundiales desarrollo. Por ejemplo, se estima que se necesitarán cerca de 45 millones de trabajadores sanitarios adicionales para cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible en materia de salud. De esta forma, la fuerza de trabajo sanitaria mundial aumentaría de 34 millones en 2012 a 79 millones en 2030.

Conversaciones: