Híbridos y Eléctricos

MÁS DE 5.000 EMPLEOS FIJOS

La ubicación de la fábrica de baterías de Volkswagen en España está cerca de saberse

Extremadura, Aragón y Valencia. Son las tres comunidades autónomas finalistas que podrían llevarse la instalación de la nueva fábrica de baterías de Volkswagen. Mientras los alemanes publican su decisión final, desde los distintos gobiernos muestran sus ventajas.

PORTADA - Volkswagen aún no ha tomado una decisión definitiva sobre la ubicación de su nueva fábrica de baterías
Volkswagen aún no ha tomado una decisión definitiva sobre la ubicación de su nueva fábrica de baterías.

Hace meses que se conoce la intención por parte de Volkswagen de traer a España la fabricación de sus nuevas baterías para coches eléctricos. En un primer momento, tal y como pudimos detallar hace algunas semanas, Volkswagen habría preferido llevar a cabo su instalación sobre dependencias cercanas a sus actuales fábricas de vehículos, tales como la de SEAT en Martorell o la de Landaben, en Pamplona, pero las condiciones para acogerse a las ayudas propias señaladas en el PERTE, hacían hincapié en que esta debería ubicarse sobre territorio con pérdida de población o bajos niveles de laboralidad. Por ello comenzaron a barajarse nuevas ubicaciones concretas. 

Estas nuevas ubicaciones se planearon sobre territorio de la comunidad de Aragón, Valencia o Extremadura, sonando con bastante rotundidad la posibilidad de que finalmente esta última se alzase con la victoria sobre las otras dos alternativas. Ahora, parece que se ha incrementado la tensión entre estas tres regiones por lograr atraer la producción de baterías para coches eléctricos de la marca alemana. Aunque, casualmente, la que más visos tenía a convertirse en la vencedora es la que menos insistencia está mostrando al respecto. 

Según las últimas informaciones, parece que la Generalitat Valenciana está dado pasos de gigante en este respecto, pues ya ha llevado a cabo la expropiación de los terrenos de la segunda fase del Parc Sagunt, el polígono logístico emplazado junto al puerto de Sagunto. En este lugar el tráfico de exportación está aumentando considerablemente y ofrece una ventaja estratégica en la distribución de productos a través de la vía marítima. 

Por su parte, Javier Lambán, presidente de la Comunidad de Aragón, ya habría perfilado dos terrenos que se adecuarían a los requisitos exigidos por Volkswagen y frente al que el ejecutivo aragonense asegura situarse por delante de Valencia y Extremadura en materia de competitividad para su ubicación. Durante su exposición, la ejecutiva de Aragón ha mostrado su descontento sobre la Comunidad Valenciana y su anuncio de expropiación de terrenos en los que acoger la nueva factoría, ya que consideran que estas actuaciones deben mantenerse bajo una estricta discreción, ya que así lo consideró el propio fabricante alemán durante sus negociaciones con cada territorio. 

Sin embargo, la región que gozaba de una mayor posibilidad de albergar esta nueva fábrica es la que parece que menos entusiasmo ha puesto al respecto. En Extremadura se dan la práctica totalidad de requisitos establecidos por Volkswagen de cara a poder acogerse a los criterios del PERTE pero, como contradicción, el propio presidente autonómico anunció hace escasos días que esta posibilidad parece que comienza a desaparecer, ya que su preferencia se decanta por la acogida de otros proyectos alternativos para su comunidad. No obstante, esta comunidad continúa dentro del proceso de selección y esperan con ansia la decisión de Volkswagen. 

Este plan de industrialización recibirá una inversión económica por parte de la marca, así como del propio estado a través de su adjudicatura del PERTE. El lugar que resulte vencedor contará con la activación de más de 5.000 nuevos empleos directos así como con un montante económico de más de 3.000 millones de euros. 

Durante todo el proceso de selección se han retirado muchos de los emplazamientos propuestos por las distintas regiones, finalizando el proceso y centrándose en los últimos tres emplazamientos: Sagunto, Zaragoza y Extremadura (no se conoce el lugar exacto propuesto). En cualquier caso, desde Volkswagen han asegurado que no revelarán su decisión hasta que el Ministerio de Industria no publique su convocatoria de ayudas del PERTE, lo cual según estiman, podría anunciarse de manera inminente.

Según se supo a través de El Confidencial, la Comunidad Valenciana habría pisado el acelerador con rotundidad por hacerse con esta fábrica, pues la expropiación de los terrenos ya mencionados hacen prever que la decisión por otorgar su ubicación a Sagunto estaría prácticamente decidida. Especialmente, este emplazamiento se habría ganado muchos enteros al ubicarse en las inmediaciones del puerto de Sagunto, mientras que Zaragoza hizo lo propio sobre la idea de cercanía con las dos factorías que ya posee el Grupo: SEAT en Martorell y Volkswagen en Landaben. Por el momento, desde Volkswagen no dan pista alguna sobre cuál será su decisión definitiva. 

Conversaciones: