Híbridos y Eléctricos

PODRÍAN ACAPARAR EL 45% DEL MERCADO

La Unión Europea ve riesgo de oligopolio en el negocio de furgonetas tras la fusión PSA-FCA

Las autoridades europeas en materia de competencia han puesto la atención sobre la fusión de PSA-FCA, que podría acaparar un oligopolio en el segmento de los vehículos comerciales ligeros.

citroen-e-jumpy-2020-portada
La Unión Europea ve riesgo de oligopolio en la fusión PSA-FCA con el negocio de furgonetas

La Unión Europea ha puesto el foco sobre la fusión de Fiat Chrysler Automobiles (FCA) con el Grupo PSA, que dará resultado al cuarto mayor grupo automovilístico del mundo, expresando su preocupación por lo que podría convertirse en un oligopolio en el sector de las furgonetas. Los responsables de competencia de la Comisión Europea están analizando la fusión, centrándose especialmente en los vehículos comerciales, y se han fijado de plazo el 17 de junio para concluir una revisión preliminar.

Las furgonetas se han convertido en una pieza clave de la estrategia de crecimiento del grupo PSA bajo la dirección de Carlos Tavares, su actual CEO, que se marcó el objetivo de duplicar sus beneficios en este segmento desde 2016 hasta 2021 (un objetivo fijado antes de la irrupción del coronavirus). Tras la adquisición de Opel en el año 2017, el grupo francés ha conseguido alcanzar una cuota de mercado del 25 por ciento en vehículos comerciales ligeros el pasado 2019.

Ahora, sin embargo, la fusión entre PSA-FCA podría llevar al grupo resultante a alcanzar una cuota de mercado del 45 por ciento en el segmento de los vehículos comerciales ligeros (las furgonetas pequeñas). Una cifra que ha llamado la atención de las autoridades de competencia europeas, preocupadas por un posible oligopolio del grupo en este segmento del mercado. En algunos países como Italia, la cuota de mercado podría ser todavía mayor, alcanzando el 48%.

Los reguladores han expresado su preocupación por esta acaparación del mercado y han pedido a PSA y FCA que aborden la problemática antes de la fecha límite del 17 de junio. Si las autoridades europeas acaban resolviendo que PSA-FCA puede tener un oligopolio dominante en un determinado país o segmento, la Unión Europea podría prohibir que una de las marcas del grupo se comercialice en un país o mercado determinado.

El pasado mes de febrero, Carlos Tavares no creía que hubiera obstáculos para superar las normativas antimonopolio: «no tenemos ninguna razón para creer que habrá problemas, incluso en el segmento LCV [vehículos comerciales ligeros], pero nuestra postura es muy sencilla: lo que sea que tengamos que discutir o modificar, lo haremos».

La colaboración entre PSA y Fiat para hacer furgonetas viene de muy atrás

La asociación de los dos fabricantes para fabricar furgonetas (en varios segmentos distintos) viene de lejos, prácticamente desde hace tres décadas. Y es que a muchos les sonarán, por mencionar solo algunas, las veteranas Peugeot Boxer, Citroën Jumper y Fiat Ducato. Tres modelos idénticos que PSA y FCA fabrican conjuntamente mediante una empresa llamada Sevel, que tiene la planta de ensamblaje de furgonetas más grande de Europa en Atessa (Italia).

Según la Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles (ACEA), los dos fabricantes de automóviles produjeron 755.000 vehículos comerciales ligeros el año pasado, alcanzando una cuota de mercado combinada del 34 por ciento. Les siguieron Renault y Ford, con una cuota de mercado de aproximadamente el 16 por ciento cada uno; Volkswagen con el 12 por ciento del mercado; y Daimler, con un 10 por ciento.

Las sinergias de ambos grupos incluyen distintos segmentos: desde furgonetas pequeñas (Fiat Fiorino-Peugeot Bipper-Citroën Nemo) hasta las grandes de 3.500 kg, pasando por las medianas. Entre todas las marcas, ofrecen modelos en todos los segmentos, incluyendo el de las furgonetas eléctricas. Recientemente hemos conocido las nuevas Fiat E-Ducato, la Peugeot e-Traveller, la Citroën ë-Jumpy o la Opel Vivaro-e, entre otras.

Conversaciones: