Híbridos y Eléctricos

CON POSIBILIDAD DE COMPRAR OTROS 140

UPS compra 10 aviones eléctricos eVTOL para el reparto de paquetes

El gigante logístico UPS ha cerrado el encargo de 10 aviones eléctricos eVTOL a Beta Technologies, con posibilidad de comprar 140 más. La compañía busca ser más eficiente con repartos más rápidos y con menor coste.

UPS-BETA-eVTOL-03
UPS-BETA-eVTOL-03

El gigante de la logística UPS ha encargado la compra de 10 aviones eléctricos de despegue y aterrizaje vertical (eVTOL, por sus siglas en inglés) a la empresa Beta Technologies, dando un paso hacia el futuro para transformar el reparto de paquetes y mercancías.

Las aeronaves encargadas por UPS se utilizarán en mercados pequeños y medianos y aterrizará en las propias instalaciones de UPS. Entre las cuatro grandes ventajas de emplear este tipo de vehículos, tres están estrechamente relacionadas por su condición de eléctricos: reduce drásticamente la contaminación, reduce los costes de explotación, es muy silencioso y reduce los tiempos de entrega.

Esta última ventaja se acentúa, además, por la propia naturaleza de estas aeronaves: son capaces de aterrizar y despegar verticalmente en el tejado de un edificio. La aeronave de Beta Technologies (BETA) utiliza cuatro hélices fijas para elevarse verticalmente y una hélice en la parte trasera para propulsarla horizontalmente.

UPS-BETA-eVTOL-02

Avión tipo eVTOL de Beta Technologies.

La aeronave tiene una capacidad de carga de 635 kg, una autonomía de 402 kilómetros (250 millas) y anuncia una velocidad de crucero de 274 km/h, por lo que puede mejorar notablemente los tiempos de reparto en comparación con el transporte por carretera. La autonomía del aparato permitirá a UPS planificar una serie de rutas cortas, o bien una más larga, para el reparto diario a pequeñas y medianas empresas o a proveedores de medicamentos. 

Beta Technologies también venderá a UPS una estación de carga rápida que puede recargar la batería del avión en menos de una hora mientras está estacionado. No se han anunciado detalles sobre la capacidad de la batería o la potencia máxima de carga que podrá soportar.

UPS-BETA-punto-recarga-02

Cualquier espacio relativamente pequeño se podrá convertir en un punto de aterrizaje y entrega de paquetes.

UPS busca matar varios pájaros de un tiro con esta tecnología, pues admite que se trata una «innovación centrada en los beneficios para nuestro negocio, nuestros clientes y el medio ambiente». No sólo buscan ahorrar dinero siendo más eficientes, también posibilidades para ofrecer nuevos servicios. Y es que, al utilizar despegues y aterrizajes verticales, pueden «convertir espacios relativamente pequeños de las instalaciones existentes de UPS en una micro red aérea» con la ventaja añadida de no generar apenas ruido y sin emisiones contaminantes locales.

UPS, a través de su filial UPS Flight Forward, recibirá los diez aviones BETA en el año 2024 si todo va según lo previsto. La compañía estadounidense se ha reservado la opción de comprar 140 aviones más, hasta un total de 150 aparatos, en los mismos términos acordados ahora.

No serán las primeras operaciones aéreas de la compañía: UPS Flight Forward ya tiene certificación por parte de la Administración Federal de Aviación para operar drones y actualmente ya realiza vuelos diarios con ellos. La certificación de la Administración Federal de Aviación permite a UPS Flight Forward volar cargas útiles de hasta 3.400 kg, ya sea con un operador humano o de forma autónoma. Los aviones de BETA no son capaces de volar de forma autónoma, pero según sus diseñadores lo serán con el tiempo, a medida que se desarrollen las tecnologías y la normativa.

Conversaciones: