Híbridos y Eléctricos

ESTUDIO Y ANÁLISIS

El vehículo eléctrico como generador de empleo sostenible en España

Aedive presentará el próximo 19 de enero el informe elaborado por Boston Consulting Group sobre la evolución del empleo en el ecosistema de la movilidad eléctrica en España.

Tesla Model S-recarga
Tesla Model S.

Históricamente, la industria de la automoción ha sido, directa e indirectamente, un motor de empleo en España. Con anterioridad a la pandemia, los fabricantes de automóviles producían aproximadamente 2,9 millones de vehículos ligeros en España. Sin embargo, aunque la producción ya venía mermada, ha caído bruscamente como consecuencia de la Covid-19.

Los vehículos eléctricos desempeñarán un papel muy importante en la recuperación de esta industria, tanto que las previsiones indican que, para 2025, los eléctricos representarán más de la mitad de los vehículos ligeros vendidos en España.

En este sentido, la sustitución del motor de combustión interna por un motor eléctrico y una batería ya está teniendo efecto en toda la industria de automoción y anexas, afectando, también, al empleo de nuestro país.

Para dar respuestas a cómo la transición hacia el vehículo eléctrico afectará al empleo en España, la Asociación Empresarial de la Movilidad Eléctrica (AEDIVE) presenta, en un encuentro virtual, el 19 de enero de 2022 a las 10:30h. un informe elaborado por Boston Consulting Group titulado "Transición hacia el vehículo eléctrico. Observatorio del empleo: Estudio y análisis de la evolución del empleo en el ecosistema de la movilidad eléctrica en España".

En el presente estudio se analiza el comportamiento del empleo, fijando como horizonte el año 2030, teniendo en cuenta algunas tendencias que están impulsando cambios en la fuerza laboral de la industria de la automoción.

Dichas tendencias tendrán un efecto en el empleo de España, pero si se analiza el cambio a vehículos eléctricos, se espera un trasvase importante de puestos de trabajo del sector tradicional a industrias relacionadas con la energía e infraestructuras de recarga, sin consecuencias negativas sobre el valor absoluto del empleo generado.

De acuerdo con el informe, para conseguir este impacto positivo, será fundamental impulsar aún más el desarrollo del vehículo eléctrico para poder influir de forma positiva en incrementar el volumen de producción, captando más modelos de coches y otros vehículos eléctricos para las fábricas españolas. Asimismo, un plan de formación a los trabajadores y el desarrollo de una cadena de valor completa de la batería en España serán elementos claves en dicha transición.

Conversaciones: