Híbridos y Eléctricos

ESPACIO DE OPINIÓN Y REFLEXIÓN. HOY: NEWMOBILITY

El visto y no visto de las ayudas a la movilidad eléctrica

El plan MOVEA de ayudas a los vehículos eficientes aprobado por el Consejo de Ministros a finales de 2015 y puesto en marcha el pasado mes de febrero, ha agotado ya todos sus fondos en apenas dos semanas de vigor.

1
El visto y no visto de las ayudas a la movilidad eléctrica. FOTO: Newmobility.es

Apreciado lector,

Desde Híbridos y Eléctricos queremos hacer partícipes a todos nuestros lectores de las novedades que desde la vertiente humana acontecen en las empresas, centros educativos, tecnológicos o de las instituciones de nuestro sector. No solamente el factor tecnológico es noticia por los continuos avances en investigación, desarrollo o producción, o por los progresos comerciales que vienen asociados, también queremos conocer el factor humano, social, político o asociativo que es su razón de ser. Por todo ello, desde nuestro espacio, les proponemos participar desde la información, pero también desde las ideas, reflexiones u opiniones que puedan tener interés para nuestros lectores.

Hermógenes Gil
Director de Híbridos y Eléctricos

La movilidad eléctrica sigue encontrándose con trabas que amenazan su desarrollo. Así pues, el plan MOVEA de ayudas a los vehículos eficientes aprobado por el Consejo de Ministros  a finales de 2015 y puesto en marcha el pasado mes de febrero, ha agotado ya todos sus fondos en apenas dos semanas de vigor.

En materia de cambio climático los objetivos marcados a nivel mundial se distinguen generalmente por ser mucho más ambiciosos que las técnicas y métodos acometidos para llevarlos a término. Ya en su día, la firma del Protocolo de Kyoto, fijó para los países desarrollados el hercúleo reto de alcanzar un 30% en la reducción de emisiones de cara a 2020 y llegar a un 50% en 2050. Difícil tarea que depende de varios factores, el diferente coste según los sectores de actividad, el grado de esfuerzo, muy difícil según de qué país se trate, y los diferentes efectos a qué se puede dar lugar. 

Factores de cambio y necesidad

A la hora de adjudicar responsabilidad a los distintos sectores de actividad, el de transporte se lleva gran parte de ella, junto con los combustibles fósiles. Se prevé además que la población mundial se duplicará entre 1980 y 2030, un hecho que hace todavía más urgente la reducción de emisiones y que añade una preocupación más: dado que el carbono es la principal fuente de energía, un incremento poblacional de tal calibre necesitará mucha más energía. Así las cosas, las fuentes energéticas alternativas siguen ganando camino. Entre los objetivos de Bruselas está el de aumentar significativamente el número de vehículos eléctricos, vehículos con motor de hidrógeno y  vehículos híbridos de cara a 2050

No hay continuidad en las ayudas y estas disminuyen

Sin embargo, la realidad es distinta, y la movilidad eléctrica sigue encontrándose con trabas que amenazan su desarrollo. Así pues, el plan MOVEA de ayudas a los vehículos eficientes aprobado por el Consejo de Ministros  a finales de 2015 y puesto en marcha el pasado mes de febrero, ha agotado ya todos sus fondos en apenas dos semanas de vigor, tanto para turismos como para cuadriciclos y bicicletas eléctricas. Esto implica que los usuarios interesados en la adquisición de un vehículo eléctrico habrán de pasar a formar parte de una lista de espera para el momento en que se vuelva a abrir el programa, cuyo presupuesto no parece que vaya ampliarse en el corto plazo.

Así las cosas, los presupuestos destinados a la movilidad eléctrica siguen menguando año tras año y se ha pasado de los 10 millones de euros destinados en 2013 y 2014 a los 7 millones en 2015 y apenas 4,5 millones para el año en curso.

Nuestra reivindicación

logo

Desde Newmobility, agrupación integrada nacida de la fusión de iniciativas de movilidad eléctrica y de profesionales del sector, queremos constatar la necesidad de más de recursos para apoyar estos proyectos y de una mayor implicación de los poderes públicos con estas iniciativas que ofrecen soluciones a los problemas de contaminación y ruido que tenemos en las ciudades. Compartimos con asociaciones del sector como AEDIVE, que es menester un sólido apoyo financiero y fiscal desde la administración a la adquisición del vehículo eléctrico e infraestructuras de recarga que se adecúe a lo que ya es una realidad en otros países de Europa.

Conversaciones: