Híbridos y Eléctricos

A PRINCIPIOS DE 2018

Vitoria tendrá una línea de autobús eléctrico e inteligente

Para el Bus Inteligente Eléctrico de Vitoria se ha optado por un sistema de dos cargadores para cada sentido de circulación. Constará de un trazado de 10 kilómetros y tendrá un total de 24 paradas.

El Bus Inteligente Eléctrico de Vitoria costará 42,8 millones de euros.
El Bus Inteligente Eléctrico de Vitoria costará 42,8 millones de euros.

El Bus Eléctrico Inteligente (BEI) de Vitoria se licitará a principios de 2018 y costará 42,8 millones de euros, de los que el Gobierno Vasco aportará el 65% y la Diputación Foral y el Ayuntamiento de Vitoria asumirán, a partes iguales, la financiación del 35% restante.

El proyecto del autobús eléctrico inteligente ha sido desarrollado por el ente público ETS (Euskal Trenbide Sarea), aunque la explotación del servicio, en la 'actual línea 2' del transporte urbano de la capital alavesa, correrá a cargo de la empresa municipal de autobuses de Vitoria, Tuvisa.

La 'línea 2', que circunvala Vitoria, es la más utilizada del servicio de Tuvisa, motivo por el que ha sido elegida para poner en marcha el nuevo proyecto del BEI, con el fin de lograr un transporte urbano "más eficiente y competitivo", según han informado en un comunicado las tres instituciones que impulsan el proyecto.

Características

El BEI tendrá un trazado de diez kilómetros y constará de 24 paradas por sentido, ubicadas en emplazamientos que en la actualidad disponen de paradas convencionales de autobús. La estética de las marquesinas será semejante a las del tranvía, aunque incluirán mejoras en las pantallas y en los servicios de información multimedia. Además, las paradas dispondrán de sistemas de atención al público con voz y vídeo.

En los estudios previos se ha realizado un análisis detallado de las diferentes soluciones tecnológicas de carga eléctrica de autobuses existentes en el mercado. Finalmente, se ha optado por un sistema de dos cargadores para cada sentido de circulación: en Boulevard y Mendizorrotza. Esta decisión se ha adoptado con el objeto de asegurar el servicio incluso ante el fallo de uno de los sistemas de carga.

Las características de los vehículos posibilitan durante la explotación una carga rápida de cinco minutos por vuelta, pero se han incorporado dos puntos para ofrecer mayores garantías. Además, se instalará un equipamiento en las cocheras para efectuar la carga de regulación nocturna, cuando las unidades estén aparcadas.

Arantxa Tapia se ha felicitado por este "paso firme hacia la movilidad eléctrica", y ha mostrado su confianza en que esta "experiencia de éxito" se pueda extender progresivamente a toda Euskadi. La consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras ha recordado que en un día laborable se realizan 6,7 millones de desplazamientos en el País Vasco, gran parte de ellos en vehículo privado, de los cuales más del 68% son desplazamientos intramunicipales cortos.

Esto, según ha explicado, pone de manifiesto que "es prioritario disponer de una red de transporte pública integrada y moderna, que sea capaz de ofrecer un servicio competitivo y atractivo, que posibilite dejar de lado el vehículo privado, y que apueste por un modelo energéticamente sostenible".

Por su parte, Ramiro González, diputado general de Álava, ha destacado que como institución que vela por el equilibrio territorial, para la Diputación Foral de Álava "es fundamental apostar por la movilidad" y apoyar este tipo de proyectos, que ofrecen un servicio "de mayor calidad" a los ciudadanos.

El alcalde de Vitoria-Gasteiz, Gorka Urtaran ha explicado que la implantación de un sistema de transporte público "eficiente y de alta capacidad", como el Bus Eléctrico Inteligente "es una apuesta firme" de las instituciones. El alcalde ha asegurado que Vitoria-Gasteiz "va a ser una referencia para Euskadi, para el Estado y para Europa en el ámbito de la movilidad sostenible y saludable".

Conversaciones: