Híbridos y Eléctricos

1.000 CABALLOS Y UNA VELOCIDAD MÁXIMA DE 300 KM/H.

Volar-e, un bólido eléctrico fabricado en España

Volar-e, el coche eléctrico más potente del mundo, ha sido presentado en el Circuit de Catalunya por la Comisión Europea, el RACC y la empresa Applus+ IDIADA.

La Comisión Europea ha presentado en el Circuit de Catalunya el prototipo eléctrico Volar-e, que se convertirá en el emblema de la apuesta de la Unión Europea por los vehículos ecológicos. En el acto han asistido entre otras autoridades, Antonio Tajani, Vicepresidente de la Comisión Europea, Sebastián Salvadó, presidente del RACC, y Carles Grasas, CEO de Applus+ IDIADA.

A finales de 2012, la empresa española Applus+ IDIADA se hizo con la adjudicación del proyecto de la Comisión Europea, en un concurso en el que concurrieron empresas de toda Europa. En tan solo cuatro meses, la compañía ha conseguido cumplir y superar las prestaciones requeridas por la CE, desarrollando un coche con las máximas prestaciones y a la altura de los mejores coches de combustión.

El proyecto, con un presupuesto de unos cuatro millones de euros cofinanciado por la Comisión Europea, consistía en fabricar un prototipo de demostración que fuese el estandarte para la promoción del coche eléctrico. Por eso no está previsto que Volar-e sea comercializado, aunque Applus+ Idiada no lo descarta con rotundidad.


Volar-e está movido por cuatro motores eléctricos, dos por eje, con una potencia total de 1.088 CV (800kW) y un par máximo de 1.000 Nm por rueda y la tracción controlada mediante el sistema Itorq desarrollado por Idiada.

Con esta potencia, el eléctrico logra una aceleración de 0 a 100 km/h en 3,5 segundos y una velocidad máxima de 300 km/h. El coche ha sido construido sobre una estructura tubular de acero al cromo molibdeno, y sus dimensiones miden 4,25 m de largo, 1,88 m de ancho, 1,9 m de alto y una distancia entre ejes de 2,77 metros.

Este prototipo admite una recarga ultra-rápida a 150 kW de potencia, con la que las baterías de 38 kWh se recargan en unos 15 minutos que según los responsables de Applus Idiada, es el tiempo medio de una parada en una gasolinera para el repostaje de un coche de combustión interna.

Hay que recordar que este coche es una evolución directa de la creación croata llamada Rimac Concept One y han trabajado un total de 180 ingenieros para que este prototipo pudiera ver la luz en cuatro meses.

 

Conversaciones: