COCHES ELÉCTRICOS

Volkswagen dispuesto a compartir su plataforma MEB de coches eléctricos con otras marcas

El consorcio alemán no descarta la posibilidad de compartir su plataforma MEB con Ford y otras marcas, aunque admiten que ahora se centran en el inicio de la producción de sus primeros coches eléctricos.

Prototipo de coche eléctrico de Volkswagen, el Volkswagen I.D.
Prototipo de coche eléctrico de Volkswagen, el Volkswagen I.D.

El Grupo Volkswagen estaría considerando la posibilidad de compartir su plataforma MEB con otras marcas. Ya en junio, el consorcio alemán y Ford declararon que estaban considerando una alianza de desarrollo y producción que incluiría vehículos comerciales ligeros para aumentar la competitividad de ambas marcas en el futuro. 

Este mismo martes, Frank Witter, director de finanzas de Volkswagen, dijo a los medios que la marca está abierta a buscar más asociaciones. En respuesta a una de las preguntas, Witter no descartó la idea de compartir la plataforma MEB, la arquitectura para vehículos eléctricos que usarán, entre otros, varios miembros de la familia I.D. de Volkswagen. "Que podríamos ofrecer acceso a otras marcas fuera del Grupo Volkswagen es teóricamente correcto, aunque no hay aún una decisión", añadió el directivo del grupo.

Witter admitió que, sin embargo, el consorcio se encuentra ahora mismo preparando la producción de sus primeros vehículos basados en la plataforma MEB, que deberían empezar a fabricarse este mismo noviembre en la planta de Zwickau, en Alemania, una fábrica que se ha convertido en el centro eléctrico del grupo. Con todo, Volkswagen planea producir hasta 10 millones de vehículos eléctricos globalmente durante la vida útil de la primera generación de la plataforma MEB.

plataforma

Según admitió el mismo Grupo Volkswagen, la producción se iniciará con un compacto de la medida del Golf llamado I.D. Neo, al que seguirán el I.D. Crozz, un SUV en Alemania. Además, el consorcio planea también fabricar eléctricos basados en esta arquitectura en China y tres más en Estados Unidos. Según adelanta Autonews, Volkswagen decidirá a finales de año si producirlos en Chattanooga, una ciudad del estado de Tennessee. Con todo, serán 27 modelos electrificados entre Audi, Skoda, Volkswagen y Seat a finales de 2022, con el objetivo de fabricar tres millones anuales en 2025.

Conducción autónoma

La conducción autónoma es otra de las asignaturas pendientes de Volkswagen, que espera desarrollar con la colaboración con otras empresas. "Es muy cara de desarrollar [la tecnología autónoma]. Estamos pensando cómo ponernos a la cabeza o, si no es posible, cómo podemos hacernos más fuertes", dijo el directivo. "Aún no hay una decisión tomada", añadió.

Wolkswagen confirmó este mismo martes que inicia un proyecto con las empresas Mobileye, de Intel, y Champion Motors para llevar a cabo un servicio de movilidad compartida de coches autónomos en Israel abalado por el mismo gobierno, que declaró que iba a poner todas las facilidades posibles para llevar a cabo el proyecto. En este aspecto, Volkswagen pondrá los coches eléctricos, Mobileye una tecnología autónoma de nivel 4 sobre 5 y Champion Motors gestionará las operaciones de la flota y el centro de control. La idea del consorcio alemán es iniciar las pruebas en 2019 y que el servicio esté plenamente operativo en 2022.

Para sus propios eléctricos, Volkswagen busca alianzas para crear un estándar para la tecnología autónoma, algo que podría mejorar la situación legal y la protección contra accidentes estableciendo un marco legal común. Según Bloomberg, Ford podría ser también uno de estos aliados autónomos debido a su experiencia en el campo. Este mismo miércoles, Ford y Baidu, una compañía china, han anunciado un proyecto de pruebas para coches eléctricos en la ciudad de Pekín.

Conversaciones: