DEVOLVERÁ LOS BENEFICIOS

Volkswagen acepta pagar una multa de 1.000 millones por el 'diéselgate'

Volkswagen ha aceptado el pago de una multa por importe de 1.000 millones de euros en el contexto del caso del software que alteraba las emisiones en algunos vehículos diésel.

Volkswagen acepta pagar una multa de 1.000 millones por el 'diéselgate'.
Volkswagen acepta pagar una multa de 1.000 millones por el 'diéselgate'.

El consorcio automovilístico Volkswagen ha aceptado el pago de una multa por importe de 1.000 millones de euros por parte de la fiscalía pública de Braunschweig (Alemania) en el contexto del caso del software que alteraba las emisiones en algunos vehículos diésel.

El importe que tendrá que abonar el grupo que preside Herbert Diess contempla el abono de una multa máxima de 5 millones de euros, según lo dispuesto en la legislación del país, así como la devolución de beneficios económicos por parte de la empresa de 995 millones de euros.

Esta sanción, según la compañía, se produce después de los resultados de la investigación llevada a cabo por la fiscalía de Braunschweig, que indicaban un incumplimiento por parte del departamento de Desarrollo de Motores de Volkswagen en su deber de control de los test de los vehículos.

"De acuerdo con los resultados obtenidos por el fiscal de Braunschweig, hubo causas concurrentes en un total de 10,7 millones de vehículos con los motores diesel de los tipos EA 288 (Generación 3), en Estados Unidos y Canadá, y EA 189, en todo el mundo, siendo anunciados, vendidos a los clientes y colocados en el mercado con una función de software inadmisible en el período comprendido entre mediados de 2007 y 2015", aseguró la empresa automovilística.

La compañía subrayó que, tras realizar un examen exhaustivo, decidió aceptar esta multa y no presentará apelación, por lo que admite su responsabilidad por la crisis del diésel y que esta situación representa un "paso importante" para superar este problema.

Como resultado de esta sanción y aceptación por parte de la empresa, se cerrarán los procedimientos legales que estaba llevando a cabo Volkswagen, lo que, en su opinión, tendrá un efecto positivo sobre otros procesos legales abiertos contra la compañía en Europa.

Conversaciones: