LA ELECTRIFICACIÓN DE VOLKSWAGEN

El Golf marcará el camino de la electrificación de Volkswagen

A la espera de la familia I.D., vehículos 100% eléctricos, el Golf será la base sobre la que Volkswagen arrancará la electrificación de su oferta.

El Golf recibirá una versión híbrida de 48 voltios.
El Golf recibirá una versión híbrida de 48 voltios.

Volkswagen, como muchos otros fabricantes, apostará muy decididamente por la hibridación y la electrificación de su oferta los próximos años. De hecho, según su plan estratégico, el Grupo Volkswagen, en conjunto, espera lanzar 80 nuevos modelos electrificados, ya sean eléctricos o híbridos, para 2025 y prevén producir hasta tres millones de estos vehículos anualmente cuando llegue la fecha. Por si fuera poco, han decidido aumentar su inversión en baterías, para asegurarse su disponibilidad, hasta los 50.000 millones de euros.

Pocos días después de anunciar el aumento de inversión, Volkswagen, el fabricante, ha anunciado en el Simposio del motor de Viena la llegada de una versión electrificada de su superventas, el Golf. Según la marca, lanzará una versión híbrida de 48 V de la octava generación de su compacto, que llegará en 2019, y, en el futuro, será la base sobre la que introducirá este tipo de tecnología en más modelos de su oferta.

2017golf1-1000x562

Un propulsor más eficiente

Volkswagen ha anunciado que este Golf híbrido combinará su motor de combustión con una batería y un generador de arranque, ambos de 48 V. Mediante esta combinación, la firma alemana asegura que el vehículo podrá circular con el motor completamente apagado mientras la batería proporciona la energía para mantener la velocidad de crucero si no se acelera ni frena el vehículo, algo similar al modo vela que incorporan algunos híbridos de este tipo. Con todo, el Golf híbrido podrá reducir el consumo hasta en 0,3 litros cada 100 kilómetros. Además, este propulsor combinado ofrecerá un punto extra de fuerza y más aceleración al arrancar desde cero.

Hay otras marcas, como Mercedes, que están optando por esta forma de hibridación para empezar a lanzar modelos electrificados al mercado. En este tipo de vehículos, llamados 'mild hybrids', la batería de 48 V permite almacenar una cantidad considerable de energía a través de la recuperación cuando se pisa el freno. Esta energía podrá ser utilizada para activar el mencionado 'modo vela' y para dar un extra de fuerza al vehículo al arrancar. Volkswagen se ha decantado de momento por esta opción por las posibilidades que ofrece, las ventajas asociadas a la electrificación, tales como un menor consumo, menos emisiones y más potencia, sin sumar mucho peso, ya que la batería no es excesivamente grande.

volkswagen-golf_hd_95023

Una nueva estrategia de producto

Volkswagen se prepara para lanzar la familia I.D. de vehículos 100% eléctricos. Sin embargo, también pretende ofertar nuevas opciones de propulsión combinando los motores tradicionales de gasolina o gasóleo con la electricidad y el gas natural, ofreciendo versiones híbridas de muchos de sus modelos. Con el nuevo Golf, Volkswagen inicia esta rama de hibridación de su oferta actual.

Volkswagen-ID

La nueva generación del Volkswagen Golf, que llegará en 2019, marcará el inicio de una ofensiva eléctrica por parte de la marca, que la llevará a experimentar con nuevas estéticas y tecnología, en el caso de la familia I.D., y con nuevas formas de propulsar sus vehículos de siempre, con el resto de su oferta. Volkswagen, según afirma en un comunicado, pretende aprovechar esta oportunidad para 'democratizar la electrificación de los vehículos'. Esta ofensiva se une a las de otras marcas del grupo alemán, como Porsche y Audi, que también prevén lanzar nuevos modelos eléctricos, como el Mission E o el e-tron, mientras electrifican sus vehículos actuales, como el Cayenne y el Panamera en el caso de la firma de Stuttgart.

Conversaciones: