Híbridos y Eléctricos

CAMBIO DE PLANES

Volkswagen podría llevarse a Estados Unidos la producción del ID. Buzz y otros modelos

La inestabilidad que vive Europa abre las puertas a que otros continentes centren la producción de los próximos lanzamientos eléctricos de Volkswagen.

volkswagen-id-buzz
Volkswagen podría llevarse a Estados Unidos la producción del ID. Buzz y otros modelos

Volkswagen siempre ha añorado conquistar el mercado americano. Sabedores de su enorme potencial, los alemanes han encontrado numerosas y contundentes trabas en ese frente. Los acontecimientos surgidos tras el “dieselgate” han supuesto dar unos cuantos pasos atrás. Sin embargo, la movilidad eléctrica plantea nuevas posibilidades. Volkswagen quiere ampliar su planta americana para llevar allí la producción de la nueva Volkswagen ID. Buzz, además de otros modelos en el futuro.

Actualmente, Volkswagen no tiene mucha presencia productiva en Estados Unidos. La planta de Chattanooga es la única del continente y se encarga de la producción del Volkswagen Atlas y Atlas Sport, modelos que no se venden en Europa. Dentro de poco empezarán a producir el Volkswagen ID.4, que será lanzado al mercado norteamericano este mismo otoño. Con esa transformación de líneas a modelos eléctricos, los alemanes quieren reforzar su presencia con la producción de varios modelos adicionales.

Europa está sufriendo las secuelas del conflicto entre Rusia y Ucrania. Con una alta inestabilidad en los mercados, los alemanes han puesto su atención en otros continentes. Habiendo dejado claro el enorme potencial de los mercados chino y americano, Volkswagen quiere volcar parte de sus esfuerzos en derivar partes de la producción. En un primer momento la planta de Hannover iba a producir en exclusiva el Volkswagen ID. Buzz, aunque ahora, dado los problemas actuales, no está tan claro.

volkswagen-amarok-electrica_94
La próxima Volkswagen Amarok tendrá una versión eléctrica.

El fabricante alemán quiere invertir la friolera de 7.100 millones durante los próximos cinco años en el continente norteamericano. Una inversión que irá acompañada del lanzamiento de 25 modelos eléctricos antes de acabar la década. El objetivo es claro; convertir a Estados Unidos en un mercado potencialmente eléctrico. Las estimaciones, o mejor dicho, los deseos, son alcanzar un 50% de las ventas eléctricas para el 2030. Ambiciosos planes que pasan por derivar producción.

Fuentes cercanas a la compañía han comunicado a Reuters que Volkswagen está considerando seriamente en producir varios modelos en Chattanooga. El ID. Buzz no sería el único, pues también se ha hablado de la futura versión eléctrica del Volkswagen Amarok, la cual se confirmó hace escasos días y de la que por el momento no sabemos gran cosa, aunque sí que su lanzamiento está previsto para el año 2025. Se trata de un modelo muy especial que podría tener buena aceptación en el mercado norteamericano dada la popularidad de las camionetas.

Por otra parte, ciertas informaciones publicadas por Manager Magazin apuntaban no a una ampliación de la planta de Chattanooga, si no a la construcción de una segunda planta justo al lado de la primera, lo que le permitiría alcanzar una producción anual de 600.000 vehículos, junto con otra específica para la producción de baterías que podría suministrar componentes directamente a la planta principal. Volkswagen no ha querido comentar nada al respecto, lo que ha elevado aún más las especulaciones.

Conversaciones: