Híbridos y Eléctricos

BASADO EN LA PLATAFORMA CMA

Volvo anuncia la fecha de llegada para su segundo coche eléctrico puro, un SUV eléctrico de estilo coupé

Volvo sigue cumpliendo con su ritmo de un nuevo coche elécttrico por año hasta 2025, y ahora confirman la fecha de presentación de su segundo modelo, un coche eléctrico que se situará por debajo del XC40 Recharge y que veremos en marzo.

Lynk&Co 05.
Lynk&Co 05.

La que es una de las dos firmas integrantes del grupo que mejor resultado obtendrá en el balance final de emisiones de 2020, Volvo, acaba de anunciar la fecha de llegada del que será el segundo coche eléctrico de su gama, y que se sumará al XC40 Recharge para seguir reforzando la posición de neutralidad en términos de emisiones de la que Volgo Group, de la mano de Volvo Cars y Polestar goza ahora mismo.

Con este anuncio Volvo sigue cumpliendo con lo que anunció en 2018, adelantando que sus planes pasaban por presentar un coche eléctrico cada año hasta llegar a 2025. Fecha para la que pretenden que la mitad de sus ventas se correspondan con coches completamente eléctricos.

Con este objetivo, Volvo ha dado a conocer que será el 2 de marzo cuando este nuevo coche eléctrico sea presentado mundialmente, y además han confirmado que se basará sobre la misma plataforma que el XC40 Recharge ha tomado como base, la conocida CMA del grupo sueco que también utilizan otros modelos de Geely, así como también el Polestar 2.

Desde Automotive News apuntan a que podría tratarse del Volvo 40.1 que hizo debut junto con el 40.2, que más tarde se acabaría convirtiendo en el XC40, pero lo cierto es que tal es el parecido estético que guarda en relación al Polestar 2 que no tendría sentido lanzar un segundo coche eléctrico dentro del mismo grupo con una similitud tan alta entre ambos coches eléctricos.

Es, por tanto, por lo que pensamos que este segundo coche eléctrico de Volvo se situará por debajo del XC40 Recharge y tratará de enfrentarse a las apuestas para el segmento compacto que desde Volkswagen han lanzado en forma de ID.3 y que desde Hyundai estamos a punto de ver en forma de Ioniq 5, cuyas reservas ya se han empezado a aceptar en Europa.

De este coche eléctrico compacto de Volvo ya hablamos en un artículo plenamente dedicado a ello, y en el que analizamos en base a la información disponible hasta el momento ante qué tipo de coche eléctrico estamos. Todo apunta a que se tratará de un SUV de tamaño más compacto que el XC40 Recharge, que además tendrá una caída del techo más pronunciada que este, pero que no perderá el portón del maletero, y cuyo principal rival será el BMW X2, así como rivales completamente eléctricos como el mencionado Ioniq 5 y Volkswagen ID.3.

Automotive News pudo preguntar al CEO de Volvo, Hakan Samuelsson, acerca de la estética de este nuevo coche eléctrico, a lo que el directivo sueco contestó: "Tendrá una imagen más fluida que el XC40 Recharge", por lo que parece que la idea de que se trate de un SUV eléctrico con carrocería de estilo coupé es más o menos cierta. Seguía comentando: "Mantendremos todo un poco en la oscuridad hasta que mostremos el coche, pero prometo que será un coche muy atractivo".

En definitiva, un SUV eléctrico de estilo coupé que de proporciones muy similares al Link&Co 05 que ilustra este artículo, y que además, también hace uso de la plataforma CMA sobre la que asentará el nuevo C40, si es que es así como Volvo llamará al final a este nuevo modelo.

También confirmó que a pesar de situarse en la parte baja de la gama de Volvo, y que como tal supondrá el punto de acceso a la firma, no se trata de un relevo al ya difunto (comercialmente hablando) Volvo V40 compacto, ya que este se situaba en un rango de precios por debajo de donde Volvo pretende que sus modelos se ubiquen. "Para que Volvo sea rentable, debemos centrarnos en segmentos de automóviles de mayor precio y más premium", terminaba comentado acerca del futuro de la firma.

De un extremo al otro de la gama, estos días atrás también hemos hablado de otro potencial lanzamiento de Volvo, el XC100, un SUV de lujo que se situará por encima del XC90 y que de la misma manera que el Jaguar J-Pace, supondrá el tope de la gama del fabricante y sólo estará disponible en versiones completamente eléctricas.

Conversaciones: