Híbridos y Eléctricos

RECARGA EN CONDICIONES EXTREMAS

Volkswagen pone a prueba la recarga de sus coches eléctricos en medio del desierto de Arizona

La estación de recarga que Volkswagen ha construido en medio del desierto de Arizona cuenta con 25 puestos de recarga rápida en corriente continua con potencias que van desde los 50 a los 350 kW y 10 puestos de corriente alterna similares a los que se sitúan en las viviendas.

Estacion de recarga Volkswagen Arizona
Nueva estación de recarga de Volkswagen en el desierto de Arizona.

Volkswagen Group of America ha puesto en marcha en el desierto de Arizona, cerca de su centro de pruebas, una gran estación de recarga para coches eléctricos para evaluar este proceso en diferentes escenarios. Los 25 puestos cuentan con equipos suministrados por fabricantes americanos, europeos y chinos, de manera que Volkswagen podrá ajustar el correcto funcionamiento de sus baterías y su sistema de recarga a diferentes proveedores, con potencias entre 50 y 350 kW y a temperaturas muy elevadas.

Para el usuario, la acción de recargar el coche eléctrico es algo sencillo que se hace en apenas unos segundos. Arrancar la sesión de carga en la estación seleccionada, privada o pública, abrir la tapa de carga, enchufar el conector, y comprobar que todo funciona. Todos estos procesos que se dan por sentados y que parecen invisibles para el usuario, llevan detrás horas y horas de trabajo por parte de los especialistas que buscan que el sistema funcione de manera fiable sea cual sea el tipo de cargador, su fabricante y las condiciones climáticas existentes.

Uno de los aspectos clave en el proceso de recarga es asegurarse de que la batería permanecerá a una temperatura constante y segura durante todo el tiempo. Cuanto mayor sea la potencia a la que se esté recargando, más calor se generará, y más aumentará la temperatura. Los coches eléctricos deben incluir un sistema de gestión térmica adecuado que funcione cuando la batería está enviando carga al motor o los motores eléctricos, es decir, cuando está en marcha, y cuando está recibiéndola, durante el proceso de recarga.

Estacion de recarga Volkswagen Arizona 25 puestos

La estación de recarga de Volkswagen en el desierto de Arizona cuenta con 25 puestos para 50 coches eléctricos.

En los climas fríos, este calor generado puede considerarse bienvenido, pero en las condiciones climática contrarias, cuando la temperatura ambiente es ya de por sí muy elevada, surgen problemas a la hora de recargar y, en el peor de los casos puede resultar peligroso. El riesgo de sobrecalentamiento es real y las consecuencias de ello pueden ser catastróficas.

Esta es la razón fundamental por la que Volkswagen Group of America ha decidido construir una enorme estación de recarga de vehículos eléctricos en medio del desierto de Arizona, cerca de sus campos de prueba de vehículos, donde las temperaturas más altas pueden alcanzar hasta los 49 ºC. En ella ha situado 25 puestos, en los que pueden recargar simultáneamente 50 vehículos. Trabajarán en condiciones extremas de temperatura recargando todos los modelos de coches eléctricos del Grupo en diferentes escenarios de funcionamiento.

La estación está equipada con cargadores rápidos en corriente continua fabricados por diferentes suministradores estadounidenses, europeos y chinos que disponen de salidas de potencia que van desde los 50 kW hasta los 350 kW. Además, también se han instalado 10 cargadores en corriente alterna monofásica que simulan una instalación doméstica habitual.

Con esta prueba, Volkswagen quiere dejar claro que su ambición por ofrecer un producto eléctrico de calidad es completa en todos los aspectos que implica poseer un coche eléctrico. No solo se trata de conducir un vehículo con un motor diferente, se trata de una experiencia completa que cambia la manera en la que sus clientes se trasladarán de un lugar a otro a partir de ahora, y que exige que todos los procesos estén garantizados. El de la recarga, seguramente el más novedoso, ha de realizarse exactamente con la mismas condiciones de facilidad y fiabilidad que el llenado de un tanque de combustible.

Conversaciones: