Híbridos y Eléctricos

RAPIDE Y CRUISER

La bicicleta eléctrica Angell M utiliza el diseño y la tecnología para adaptarse a la ciudad

El catálogo del fabricante francés Angell está compuesto por dos bicicletas eléctricas, Angell S y Angell M, que responden a una geometría diferente de cuadro y que a su vez pueden configurarse como Rapide y Cruiser, según se busque una postura dinámica o relajada.

bicicleta electrica angell M Rapide Cruise-portada
Angell M, una bicicleta eléctrica que rompe los moldes del diseño tradicional y se adapta a la circulación en la ciudad con varias soluciones inteligentes.

Hace algo más de un año, el fabricante francés Angell presentaba el primer de sus modelos y desde el primer momento atrajo la atención por su diseño. La Angell S llegó como una bicicleta eléctrica diferente, que aportaba aire fresco al aburrido diseño tradicional de las e-bikes. Las soluciones tecnológicas adaptadas a la vida en la ciudad y una variante, Rapide o Cruiser, que responden a una posición dinámica o relajada sobre el cuadro, se plasman ahora en un segundo modelo, Angell M, que hereda todas esas características novedosas.

La historia del fabricante francés y del desarrollo de sus bicicletas eléctricas es desconocida hasta que saltó a la escena internacional en 2019 con la presentación de la Angell S Rapide. A ella se unió una variante Cruiser algo más cara, que permite una posición más relajada, gracias a su manillar curvo. Además, incluye algunos accesorios como la pata de cabra, los guardabarros y el portaequipajes trasero y que además tiene disponibles en opción una cesta delantera y un portaequipajes delantero.

bicicleta electrica angell M Rapide Cruise-interior1
Características básicas de las dos bicicletas eléctricas de Angell, S y M, que se ofrecen en variantes Rapide y Cruiser.

Pero en su catálogo también hay espacio para un segundo modelo, Angell M, que igualmente incluye las variantes Rapide y Cruiser. Este segundo modelo varía ligeramente la geometría del cuadro que como en el modelo S nada tiene que ver con los formatos tradicionales. Para empezar, el tubo horizontal superior no acaba en el vertical que aloja la tija del sillín sino que se dobla a medio camino para transformarse en los tirantes traseros. El tubo del asiento lo atraviesa dejando un espacio libre debajo del ciclista. En la parte delantera, al igual que el modelo S, el manillar está integrado de tal manera que le da un aire futurista al conjunto y que según la variante, Rapide o Cruiser, permanece recto obligando al ciclista a bajar el cuerpo hacia adelante o se curva para permitir una posición más relajada.

Para lograr que la geometría del cuadro pudiera modificarse respecto a los diseños convencionales y mantener el diámetro de los tubos, Angell ha decidido que todas sus bicicletas cuenten con una batería montada detrás del asiento. Pero no se trata de colocarla sobre un trasportín como se hacía en las primeras bicicletas eléctricas. Se trata de una batería que puede retirarse con facilidad y cuya capacidad es suficiente para ofrecen una autonomía de asistencia al pedaleo de 50 kilómetros en la configuración más eficiente el motor de las tres que están disponibles. Si bien no es una batería muy grande también se recarga en apenas dos horas, por lo que es posible recuperar la autonomía durante las paradas del día a día.

bicicleta electrica angell M Rapide Cruise-interior2
La batería extraíble y situada en la parte trasera del sillín deja espacio a los diseñadores para proponer un cuadro diferente, elegante y minimalista.

En el buje de la rueda trasera monta un motor eléctrico de 250 W de potencia suficiente para impulsar la bicicleta hasta los 25 km/h reglamentarios, de manera que Angell cumple con la normativa europea EPAC para ser considerada una bicicleta convencional, sin necesidad de carnet ni de seguro.

Angell añade varios extras a sus bicicletas que hacen que se adapten a la vida urbana añadiendo un extra de seguridad a sus propietarios. El manillar cuenta con intermitentes integrados en los extremos que amplían la visibilidad dentro del tráfico. Montadas en el paquete de baterías, dos grandes luces de freno advierten al resto de los usuarios de la vía de las intenciones del ciclista. Por último, cada una de las bicicletas que sale de la línea de ensamblaje de Angell está equipada con un sistema antirrobo tan eficiente que la empresa se compromete a reemplazar cada bicicleta que sufra un robo durante los dos primeros años tras su compra. Sin más detalles, la aplicación móvil dedicada, capaz de rastrear por GPS la posición en tiempo real, forma parte de este sofisticado extra.

bicicleta electrica angell M Rapide Cruise-interior3
El manillar integrado, recto o curvo, es una de las diferencias más importantes entre las variantes Rapide y Cruiser

La bicicleta eléctrica Angell M Rapid está disponible en la web del fabricante por 2.740 euros y la variante M Cruiser por 2.990 euros. Como en el caso de la S, este segundo modelo más caro cuenta con un manillar curvo que favorece la postura relajada de conducción. También monta ruedas más pequeñas, 650x42 B frente a 700x35 C, para dejar espacio a unos guardabarros completos que vienen de serie. También permite acomodar ciclistas más bajos, de 1,55 a 1,75 metros de atura, mientras que el modelo Rapid admite de 1,70’ a 1,90 metros. Por último, también añade una pata de cabra y un portaequipajes trasero. Los extras elevan el peso de 16,8 a 18,6 kilogramos. Y la posibilidad, en opción de poner una cesta o un portaequipajes en la parte delantera.

Conversaciones: