Híbridos y Eléctricos

INFORME REALIZADO POR BLUEMOVE

La inseguridad, obstáculo de la bicicleta

El miedo a tener accidentes de tráfico o al robo son las principales razones esgrimidas por los ciudadanos para no usar la bicicleta con más asiduidad.

Según un estudio realizado por Bluemove, los principales motivos por los que los madrileños no usan la bicicleta con más asiduidad son, la inseguridad en cuanto al tráfico de Madrid, el miedo a los accidentes y el robo de la bicicleta.

El estudio, realizado en el marco de la celebración de la Semana Europea de la Movilidad, desvela el cambio de tendencia en las razones esgrimidas por los madrileños para no hacer uso de este medio de transporte. Y es que mientras que en 2011 se achacaba a la pereza de utilizar este medio de transporte frente a otros y a una cuestión cultural (era visto como una “cosa de jóvenes”), este 2013 la edad o las condiciones físicas no son la razón, sino otras ajenas a la propia persona. Los encuestados reconocen usar otros medios de transporte por el miedo al tráfico, a sufrir un accidente o el robo de la bicicleta.

Con todo, el uso de la bicicleta se ha normalizado y sus asiduos han aumentado considerablemente, duplicándose en casi tres años. No en vano, el 30% de los madrileños ya usa la bici en su día a día, tanto para ir a trabajar como para actividades de ocio. Son los hombres entre 25 y 40 años los que más tienen este hábito, seguidos de los jóvenes entre 18 y 25 años, quienes ya no ven el coche en propiedad como una opción.

Este dato, aunque todavía lejos de otros países europeos donde la tasa del uso de la bici supera el 70%, indica un cambio en los hábitos de los ciudadanos: tan solo el 8,7% afirma preferir desplazarse en vehículos motorizados.


USO DEL COCHE
Por otro lado, 6 de cada 10 madrileños opinan que es imposible aparcar un vehículo en su barrio, un dato que no llamaría la atención si no fuera porque esta queja se extiende también a aquellos que dicen no tener un coche propio. Este dato, junto al de que un 72% de los madrileños tomaría medidas para reducir el uso del coche en las calles, para mejorar así el tráfico, pone de manifiesto que los ciudadanos están cambiando de mentalidad y abogan por una ciudad más limpia, más sostenible y con menos contaminación.

Para conseguirlo, el 68,5% de los encuestados apuestan por un Madrid ideal, en el que el uso del vehículo privado quedara relegado a un segundo plano y se limitara el espacio de aparcamiento y circulación, se peatonalizaran más calles, se ampliaran las aceras y se construyeran más vías ciclistas.

En este contexto del uso de medios de transporte alternativos al vehículo privado y una mayor concienciación por la sostenibilidad, el carsharing se convierte en la alternativa perfecta para seguir disponiendo de un vehículo privado pero sin los inconvenientes de un coche propio. Y es que en la mayoría de las ocasiones la propiedad del coche no tiene sentido por sus altos costes de aparcamiento, de compra, de combustible, reparaciones, etc. teniendo en cuenta que la mayoría de ellos están parados un 95% de su tiempo.

 

Conversaciones: