Híbridos y Eléctricos

MOMA E-FAT PRO

Por 4.000 euros menos que la Jeep e-Bike, esta bici eléctrica todoterreno de Amazon tiene más autonomía

La Moma E-Fat Pro es una bicicleta eléctrica todoterreno que gracias a neumáticos "fat tyre", doble suspensión y 624 Wh de batería se convierte en una alternativa asequible y real de Amazon a la Jeep E-Bike.

MOMA e-FAT Pro.
MOMA e-FAT Pro.

Moma es un fabricante español de bicicletas que se ha convertido por derecho propio en uno de los principales protagonistas en el ámbito comercial. Este éxito se debe, en lo relativo a bicicletas eléctricas, a modelos que presumen de una relación entre características, capacidad de batería y precio sin rival ninguno. Todo ello, además, con un diseño realmente conseguido. La Moma E-Fat Pro es su particular modelo de tipo "fat tyre", y está disponible en Amazon por un precio que la convierte en una alternativa mucho más asequible que la Jeep E-Bike.

La bicicleta eléctrica de Jeep pasó por la portada de Híbridos y Eléctricos hace exactamente dos años, y desde entonces la marca estadounidense no ha encontrado motivos para comercializarla en el mercado europeo. No obstante, un precio de partida de casi 6.000 euros, exactamente 5.940 euros para la versión de batería pequeña en base al cambio actual, hacen que por muy atractiva que sea, se aleje del bolsillo de la mayoría de compradores.

Con respecto a la Jeep e-Bike, y a decir verdad, la Moma E-FAT Pro tan sólo se puede considerar "rival" en dos aspectos. Por un lado está el apartado del diseño, en el que destacan todos los modelos de Moma, y por otro en el de la autonomía, ya que la E-Fat Pro puede llegar hasta los 120 kilómetros en las circunstancias más favorables, mejorando los 96 del modelo americano.

Moma E-Fat Pro.
Moma E-Fat Pro.

Esto es gracias a una batería de 624 Wh de capacidad, que apostada en el tubo inferior del cuadro alimenta a un motor eléctrico de tipo buje que va colocado en el buje de la rueda trasera de 250 W de potencia y 55 Nm de par. Esto último (el tipo de motor) es uno de los apartados que revelan que se trata de un modelo de concepción asequible que no está pensado para un uso deportivo intenso, sino para rutas y paseos que aunque presenten una orografía complicada se han de afrontar a ritmo no demasiado rápido.

Un aspecto que no se ha de pasar por alto son los neumáticos que equipa la E-Fat Pro, pues son los principales responsables de la faceta de todoterreno que caracteriza a esta bicicleta eléctrica, ya que gracias a sus dimensiones la hacen propicia para rodar en terrenos arenosos y otros en los que normalmente unas cubiertas más finas tendrán problemas de agarre y estabilidad. Tienen unas medidas de 26 pulgadas de diámetro y 4 pulgadas de ancho, y están fabricados por la china CST.

Otro de los aspectos más llamativos en la Moma E-Fat Pro es su doble suspensión. La horquilla delantera es un una RST Guide que presenta un recorrido de 75 milímetros y es acompañada por un resorte central KS Kind K Speed 260.

En el apartado de la transmisión el protagonista es, cómo no, Shimano. Moma ha recurrido al cambio Altus 8V de la especialista japonesa, un componente de carácter económico, pero suficiente dado el tipo de uso para el que está pensado la Moma E-Fat Pro.

MOMA FAT Bike.
MOMA FAT Bike.

La frenada se antoja suficiente gracias a un sistema hidráulico que confía en discos de 180 milímetros delante y de 160 detrás, aunque aquí Moma no especifica quién es el responsable de la fabricación.

Todo lo anterior está disponible en Amazon por un precio de 1.799,99 euros, que resultan casi una ganga en comparación con los casi 6.000 que cuesta la Jeep e-Bike. Moma también tiene disponible la Moma E-MTB Full Suspension, que es 100 euros más barata y prescinde de los neumáticos de tipo balón, lo que de paso la hace una bicicleta eléctrica más versátil, aunque siga estando orientada a un uso off-road.

Conversaciones: