Híbridos y Eléctricos

EQUILIBRADA, ROBUSTA Y CONFORTABLE

Onda Mini, la bicicleta eléctrica plegable de OndaBike

Como ya os avanzamos en las Redes Sociales hace unos días, hemos tenido el placer de disfrutar de la bicicleta eléctrica plegable de OndaBike con la que hemos podido pedalear unos cuantos kilómetros sin apenas esfuerzo. En el siguiente artículo os mostramos cómo es la Onda Mini.

OndaBike es una sección de Ondamil, empresa con 20 años de experiencia, especializada en bicicletas eléctricas, motos y coches eléctricos, que cuenta con la excelencia, la investigación, el desarrollo, la innovación, la fabricación, la calidad y los servicios, sus objetivos de política empresarial básicos. Han producido una serie de vehículos respetuosos con el medio ambiente, dedicados al ocio, cómodos, que facilitan la práctica del deporte y los desplazamientos a nivel personal, de forma segura, fiable y económica, como lo son sus bicicletas eléctricas.

Las caracerísticas del modelo probado en HíbridosyEléctricos.com son las siguientes:

–Cuadro: Aluminio plegable.
– Llantas: 20"
– Peso: 17 Kg aprox.
– Cambio de marchas: Shimano Acera 360 SSGS de 8 velocidades.
– Frenos: PROMAX de Aluminio TX-107 V-brake.
– Motor eléctrico: 8 Fun OC 24V 250W.
– Sistema: 5 niveles de asistencia.
– Panel de control: Pantalla J-LCD King Meter con indicador de carga, velocidad, distancia y tiempo.
– Batería: Litio PHYLION 24V9.5AH con capacidad para 1.000 recargas.
– Tiempo de carga: 3 horas (80%), 5 horas (100%).
– Autonomía: 35-60 Km dependiendo del nivel de asistencia escogido.
– Velocidad: 25 Km/h (PAS).
– Sensor de torsión: Thun X Cell RT.
– Iluminación: Spanninga Micro Leed delantera.
– Precio: 1.270 € (IVA incl.)

La bicicleta eléctrica plegable de OndaBike nos ha parecido una bicicleta equilibrada, robusta, confortable y una buena solución para el transporte urbano y para pequeñas distancias interurbanas como las que hemos hecho (alrededor de los 25 kilómetros entre ida y vuelta), un trayecto que estamos acostumbrados a hacer con una bicicleta plegable de 3 velocidades y que nos ha permitido comparar la ventaja que supone disponer de esa ayuda extra que proporciona su motor eléctrico.

Nos ha gustado especialmente lo suave que funciona el cambio Shimano de 8 velocidades, dando un amplio rango haciendo innecesario el funcionamiento del motor eléctrico en muchos casos, pero como lo que queríamos era notar la potencia del motor lo pusimos a prueba en algunas pendientes.

 
 

La situación del motor eléctrico la encontramos en el buje delantero y ofrece una sensación de potencia suave y progresiva. Además, gracias a esta configuración, la bicicleta cuenta con doble tracción ya que nos permite mantener en la rueda trasera todas las velocidades disponibles y un mejor reparto de pesos.

Nada más comenzar a pedalear ya se nota en seguida la ayuda que nos aporta el motor, que dependiendo de la posición de asistencia elegida, nos permitirá llanear a una velocidad máxima de 25 Km/h o subir pendientes moderadas con una facilidad asombrosa. A medida que la pendiente va siendo más acusada, tan solo tenemos que subir el nivel de asistencia para volver a notar ese "empujoncito" que nos hará olvidarnos de hacer ningún esfuerzo. Gracias a su cambio de 8 velocidades y a los 5 niveles de asistencia, no hay trayecto que se le resista, bien sea para disfrutar de un relajado paseo, bien sea para ponerla a prueba en las pendientes más exigentes, aunque en estos casos, la batería se desgaste más rápidamente.

La duración de la batería nos ha parecido suficiente para el tipo de trayecto que os estamos explicando de aproximadamente unos 25 Km diarios y nos ha permitido circular 3 días sin tener que preocuparnos en absoluto por su recarga.

Como comentábamos anteriormente, el sistema eléctrico dispone de hasta 5 niveles de asistencia, permitiéndonos adaptarnos a cualquier exigencia del terreno y a cualquier tipo de ciclista, desde uno experimentado y acostumbrado a hacer kilómetros diariamente, como a uno esporádico y con poca forma física. Hemos podido probar los 5 niveles y decir, que para una recorrido interurbano como el que hacemos normalmente con una pendiente moderada, no es necesario pasar del nivel de asistencia 3 ya que siempre podemos jugar con sus 8 velocidades manuales. Quizás para alguien acostumbrado a pedalear a diario se queda un poco corto el rango de las velocidades, ya que una vez en plano o en bajada moderada, nos ha faltado quizás un plato algo mayor o un rango mayor entre marchas para poder mantener el ritmo deseado.

La Onda Mini dispone también de un acelerador que nos ayudará a que el motor actúe al arrancar sin necesidad de pedalear. Esto tiene dos pequeños inconvenientes y es que por un lado va en contra de la normativa de circulación en vías públicas (aunque estamos viendo que muchas marcas están incorporando este pequeño acelerador a sus bicicletas electricas) y, por otro lado, el uso intensivo de este acelerador hará que la capacidad de la batería disminuya más rápidamente. Sea como sea, lo que queda claro que este acelerador simplemente está pensado para las personas que tengan dificultad a la hora de conseguir un correcto equilibrio cuando se arranca desde un semáforo, por ejemplo; con esta pequeña ayuda extra, les permitirá poder adoptar una posición equilibrada encima de la bicicleta y poder seguir pedaleando de una forma natural y sin riesgo.

En cuanto a la iluminación la OndaMini lleva incorporada una luz delantera Spanninga Micro Leed, una lámpara potente que activaremos y desactivaremos desde el mismo panel de control. En la parte trasera dispone de un reflector.

El método de plegado es realmente sencillo ya que básicamente consta de dos puntos de actuación, que són el doblado del manillar y el doblado del cuadro (también se puede rebajar la altura del manillar y del sillín), pero no nos ha terminado de convencer el espacio que ocupa una vez plegada. Decir que sí cabe en un maletero de un utilitario pequeño y en un ascensor de tamaño medio, pero creemos, y es una opinión personal del redactor de este artículo, que se podría haber estudiado otro tipo de doblado que le hubiese permitido ocupar menos espacio.

Resumiendo, la Onda Mini nos ha causa una grata impresión, tanto por la calidad individual de sus componentes, como por la sencillez y fluidez de sus sistema eléctrico. Es una fantástica opción para quién está pensando en dejar el coche aparcado en casa e ir a trabajar en bicicleta, ya que es el modelo más adecuado para la ciudad resolviendo, por un lado la movilidad eficiente y sin esfuerzo y, por otro, el problema que puede suponer no disponer de espacio en casa o en el trabajo para guardarla.

Desde este espacio queremos agradecer a OndaBike la posibilidad de habernos dejado probar su modelo plegable de bicicleta eléctrica. A través de este enlace se pueden ver los diferentes tipos de productos que producen y comericializan.

Conversaciones: