Híbridos y Eléctricos

MODELOS GEO Y CURVE

Ossby redefine la bicicleta eléctrica con su tecnología de asistencia eléctrica 2 en 1

La marca española Ossby recurre a una tecnología de motor y batería 2 en 1 que reduce las necesidades de espacio en el cuadro de la bicicleta eléctrica, de manera que tiene libertad para redefinir el diseño de todo el vehículo.

tecnologia bicicleta electrica ossby geo ossby curve electric-portada
La tecnología que Ossby utiliza en sus bicicletas eléctricas le permite cambiar por completo el tradicional diseño del cuadro, logrando que sea plegable, ligera, compacta y que proporcione una gran maniobrabilidad.

Hace unas semanas, Ossby presentaba Geo, una bicicleta eléctrica plegable y minimalista cuyo marco está fabricado de un compuesto de fibras recicladas y resinas de origen vegetal. Pero la oferta de esta empresa española también incluye un segundo modelo, más veterano, que sin ser tan ecológico se basa en el mismo principio de practicidad, minimalismo y comodidad. Curve Electric no es menos capaz que Geo y es también minimalista. Y eso es debido a una tecnología de batería y motor que la empresa denomina 2 en 1 y que le permite diseñar sus bicicletas sin necesidad de recurrir a los diseños clásicos.

Ossby es una empresa madrileña creada en 2011 que apuesta por el transporte sostenible y que tiene como misión “cambiar el mundo”, según sus propias palabras, a través de la innovación. Y para conseguirlo, ahora ha presentado otra bicicleta exclusiva. Hasta hace unas semanas contaba entre sus creaciones con dos bicicletas que ya de por sí eran extrañas, Curve Eco, muscular, y Curve Electric, que como su propio nombre indica incluye un sistema de asistencia al pedaleo. Geo se unió a esta segunda, compartiendo tecnología e innovando en los materiales del cuadro.

La tecnología que Ossby implementa en sus bicicletas eléctricas se caracteriza por la integración del motor y la batería en una única unidad, constituyendo un paquete cerrado que se ubica en el buje de la rueda trasera. Curve Electric y Geo muestran una elegante y diferenciador diseño porque liberan al cuadro de la batería y del motor para meterlos dos en una carcasa montada en el buje trasero. 

tecnologia bicicleta electrica ossby geo ossby curve electric-interior1
Las bicicletas eléctricas de Ossby son muy prácticas para los viajes urbanos que requieren utilizar varios modos de transporte.

Según la web de Ossby, una de las particularidades de reunirlo todo en una misma unidad es que se puede alcanzar una autonomía de asistencia de hasta 70 kilómetros. Esto es más que suficiente para viajes urbanos diarios. Es posible, incluso, que pueda recargarse una vez cada dos o tres días, dependiendo de para qué se use la bicicleta eléctrica. Todo eso es factibe gracias a un motor de 250 W que funciona a 10 amperios Ah.

Es cierto que este montaje que reúne la baterías en la misma carcasa del motor no es algo nuevo, pero sí es la razón por la que el cuadro de estas bicicletas puede tener la forma que tiene, ser plegable y permitir a sus usuarios liberarse de la aparatosidad de este tipo de bicicletas. Las ruedas en miniatura y el minimalismo del cuadro pueden recordar a una bicicleta de juguete, pero una vez resuelto eso, Ossby demuestra que no todo está dicho en el mundo de las bicicletas eléctricas.

Ossby confía en que quien monte en estas bicicletas lo haga de manera responsable, como un adulto. Las ruedas pequeñas pueden entrañar algún peligro en el caso de intentar saltar bordillos, circular cuesta abajo o tratar de escapar de vías urbanas pavimentadas, aunque a cambio ofrecen una gran maniobrabilidad en las zonas urbanas.

tecnologia bicicleta electrica ossby geo ossby curve electric-interior2
El sistema eléctrico de asistencia e Ossby se basa en un motor eléctrico de la marca Keyde que desarrolla 250 W de potencia y una batería, ambos integrados en la misma carcasa y ubicados en el buje de la rueda trasera.

El resultado son dos bicicletas eléctricas cuyo hábitat indiscutible es la ciudad y los viajes urbanos que requieren utilizar varios modos de transporte. Ahí es donde Ossby muestra su potencial, evitando a sus propietarios los problemas del resto de bicicletas eléctricas y plegables del mercado: su peso y lo aparatosas que resultan a la hora de moverse con ellas por las escaleras y los pasillos de los transportes públicos. La clave está en su tamaño y en su ligereza, 13,5 kilogramos la Curve Electric y 11 kilogramos la Geo, prácticamente la mitad de lo que pesan las otras bicicletas eléctricas y plegables de la competencia.

Ambas bicicletas cuentan con un sistema eléctrico de asistencia que desarrolla 250 W de potencia y que incluye hasta cinco niveles preconfigurados de asistencia. La velocidad máxima de asistencia es de 25 km/h, cumpliendo así con los requerimientos de la normativa europea para vehículos EPAC. Además,, se incluye una transmisión de cinco velocidades para hacer más sencillo el pedaleo.

Geo está disponible a través de la plataforma de microfinanciación Kickstarter. Sí se contribuye al proyecto, el precio es de 1.234 euros, lo que supone un 30% sobre la tarifa que tendrá en los comercios minoristas. Si la campaña tiene éxito, las primeras unidades de la Ossby Geo estarán en manos de sus propietarios en junio de 2023. La Ossby Curve se vende a través de la web del fabricante a partir de 1.275 euros (el tope de gama cuesta 1.500 euros), aunque actualmente este producto se encuentra agotado.

 
Conversaciones: