Híbridos y Eléctricos

ESQUEMA ELÉCTRICO BOSCH

Overvolt Urban 33: la apuesta urbana de Lapierre es una bicicleta eléctrica cuyo precio es su principal baza

La oferta de bicicleteas eléctricas en las gamas de grandes fabricantes cada vez es mayor y más asequible. Prueba de ello es la Overvolt Urban 3.3 de Lapierre, que además de ser asequible cuenta con un esquema eléctrico suministrado por el especialista Bosch.

Lapierre Overvolt Urban 33
Lapierre Overvolt Urban 33

Con una oferta que crece cada día, prácticamente, cada vez son más las bicicletas eléctricas que bajan su precio acercándose a la cota de los mil euros, si bien es cierto que las que lo hacen, normalmente, son de corte básico. La Overvolt Urban 33 de Lapierre casi dobla la cifra, pero es una prueba de que cada vez hay más bicicletas eléctricas por menos de 2.000 euros de fabricantes de primer nivel.

Se trata de una bicicleta eléctrica de corte urbano, que hace frente a otros modelos que han sido noticia por su lanzamiento como la Ducati eScrambler, de enfoque más premium que la Lapierre Overvolt Urban 33, y cuyo precio subía hasta los 3.299 euros.

La firma francesa ofrece la Overvolt Urban 33 como la bicicleta eléctrica más barata de su catálogo. Es la entrada a la gama eléctrica de Lapierre pero ello no implica que sus componentes secundarios o esquema eléctrico se vea afectado en cuanto a calidades. De hecho, tanto batería como motor eléctrico están suministrados por Bosch.

En la Overvolt Urban 33 queda claro desde el primer vistazo que se trata de una bicicleta eléctrica urbana. La ausencia del tubo superior en su cuadro, co-desarrollado con Bosch, denota que está enfocada a un uso tranquilo, o para aquellos que requieran de subir y bajar constantemente de la misma. No hay que dejarse engañar por los adhesivos con efecto de fibra que tiene en su tubo ingerior, ya que está compuesto de aluminio. Además de la faceta práctica que le otorga la forma de su cuadro, elementos como el rack de carga en el eje trasero para transportar bultos, además de por un faro de led sobre el guardabarros delantero, la dan un extra más de utilidad.

El motor eléctrico no se ubica en el buje de la rueda trasera, como pasa habitualmente con motocicletas y bicicletas eléctricas de corte asequible, sino que va situado en el eje del pedalier, y por tanto está semi integrado en el cuadro. Se trata de un Bosch Active Line, el motor más modesto de Bosch para bicicletas eléctricas. Rinde 40 Nm de par motor y además de poder asistir hasta el máximo de 25 kilómetros por hora, tiene función de freno a contrapedal.

Overvolt-Urban-3.3-D072-(4)

El motor eléctrico de la Lapierre Urbanvolt 3.3 está semi integrado en el cuadro y rinde 40 Nm de par motor.

El motor eléctrico se alimenta de una batería de 300 Wh, y aunque la compañía francesa no declara una distancia acotada de asistancia al pedaleo, en circunstancias normales debería ser capaz de alcanzar los 40 kilómetros de asistencia al ciclista.  Tampoco declara la compañía una cifra de peso total.

Además del esquema eléctrico de Bosch, la Urbanvolt 3.3 se ve complementada por una transmisión protagonizada por el especialista Shimano, quien dota a la bicicleta eléctrica urbana de un cambio Shimano Tourney RD-TX800 de ocho velocidades, así como también suministra sistema de frenado, discos de 160 milímetros de diámetro includos. La horquilla delantera es obra de Suntour, modelos NEX E25 D y goza de 63 milímetros de recorrido, más que suficiente para afrontar los desperfectos del firme urbano.

Todo lo anterior lo ofrece Lapierre por un precio final de 1.799 euros, aunque es fácil encontrarla a través de distribuidores a un precio ligeramente menor.

Conversaciones: