Híbridos y Eléctricos

DE THE RIDE BIKES

Radiant Carbon: una nueva bicicleta eléctrica fabricada en carbono, automática y con 160 km de asistencia

La nueva startup The Ride Bikes lanza la nueva bicicleta eléctrica Radiant Carbon, una bicicleta con transmisión automática y que puede ofrecer hasta 160 kilómetros de asistencia eléctrica al ciclista.

Radiant Carbon, la nueva bicicleta eléctrica de The Ride Bikes.
Radiant Carbon, la nueva bicicleta eléctrica de The Ride Bikes.

Normalmente cuando una nueva startup hace incursión en la industria de la movilidad eléctrica no gozan de un nombre que de primeras sea reconocible, y no sería el caso de la nueva firma de bicicletas que nos ocupa hoy, que tras de sí tiene al fundador de Ellsworth Bikes, Tony Ellsworth, y que bajo su nueva marca llamada The Ride Bikes lanza la bicicleta eléctrica Radiant Carbon.

Se trata de una bicicleta eléctrica que a pesar de gozar de una estética algo aguerrida, centra su razón de ser en un uso urbano, por lo que por concepto se enfrenta a otras bicicletas eléctricas que han pasado por nuestra portada como la Ducati e-Scrambler o a las Canyon Commute:ON y Precede:ON, con un enfoque muy cercano a la protagonista de hoy, ya que según el propio Tony Ellsworth la calidad ha sido la única premisa que ha seguido durante el proceso de desarrollo de la Radiant Carbon, que como su propio nombre indica, el carbono tiene un mucho protagonismo en su estructura, ya que el cuadro está compuesto en su totalidad por este material.

Una horquilla delantera monobrazo y la baja altura del cuadro, unido a unos gruesos neumáticos de tipo balón le dan a la Radiant Carbon una personalidad estética peculiar.  El esquema eléctrico queda completamente representado por Shimano, aunque dado el precio de la bicicleta eléctrica esperábamos que equipara un motor Shimano EP8, nos encontramos con un E6100 que cumple de sobra para su cometido. Rinde una potencia de 500 W de manera sostenida y 60 Nm de par. Dicho motor se alimenta de una batería de 680 Wh, presumiblemente también suministrada por Shimano.

La transmisión, dice la firma, es "automática", ya corre a cargo de una transmisión de variación continua Enviolo, puesta a punto por NuVinci y ubicada en el buje trasero. Además, no goza de cadena sino que en su lugar encontramos una correa que debería tener una vida útil de 80.000 kilómetros, que probablemente sea más que el la vida útil de la propia bicicleta eléctrica.

La bicicleta eléctrica Radiant Carbon.

Además del color grisáceo, la Radiant Carbon también está disponible con el cuadro acabado en colores rojo y azul.

Gracias a este compendio tecnológico la Radiant Carbon es capaz de alcanzar hasta 160 kilómetros de autonomía eléctrica asistiendo al ciclista, ya que no goza de acelerador por puño, y aunque en Estados Unidos pueda alcanzar hasta 32 kilómetros por hora con asistencia eléctrica, si algún cliente europeo decidiera hacerse con la Radiant Carbon, la firma debería limitar a 25 kilómetros por hora este aspecto.

Además del uso de fibra de carbono, la Radiant Carbon justifica su precio con frenos de disco hidráulicos Magura de cuatro pistones, iluminación LED delantera y trasera que se integra directamente en el cuadro de la bicicleta, y esos  mencionados neumáticos de tipo balón Schwalbe de 27,5 pulgadas. Además también cuenta con conectividad bluetooth para monitorizar el uso de la bicicleta eléctrica en nuestro smartphone, aunque cuenta con un cuadro de mandos y electrónica de Shimano.

El propio Tony Ellsworth declara ser casi un obseso en la búsqueda de la perfección, y declara: “Tengo un deseo real de incluir toda la calidad y todas las características que pueda, y cumplir con mis expectativas en cada bicicleta que diseño. Y después de hacerlo durante 30 años, estoy bastante en contacto con las piezas de calidad y todas las características de calidad que podrían incluirse en un modelo de bicicleta ".

La Radiant Carbon, como buena iniciativa privada y tal y como han llegado muchas a nuestra portada, encuentra su viabilidad como producto a través de microfinanciación (o crowdfunfing), y está disponible para prereserva en la plataforma Indiegogo. Su precio es tan alto como sus especificaciones, eso sí, ya que parte desde unos respetables 4.995 dólares (4.261 euros al cambio actual), tarifa para nada dispar si tenemos en cuenta que es una bicicleta artesanal y que el fabricante alemán Canyon pide a cambio de sus Commuter:ON y Precede:ON 3.299 euros y 4.299 euros respectivamente. Además, la Radiant Carbon es mucho más exclusiva ya que sólo se fabricarán en una tirada limitada a 360 unidades.

Conversaciones: