Híbridos y Eléctricos

DISEÑO ITALIANO

Sadler es la bicicleta eléctrica plegable más compacta del mundo gracias a sus ruedas sin radios

De la imaginación y las manos de dos diseñadores italianos del Grupo Adler, que colaboran habitualmente con Ferrari, Maserati, Porsche, Aston Martin, Toyota o BMW, nace esta bicicleta eléctrica espectacular que presume de ser la más compacta del mundo.

bicicleta eléctrica Sadler-portada
Sadler es una bicicleta plegable disponible en tres versiones: Classic, Plus (con cambio de tres marchas) y una versión eléctrica.

La bicicleta eléctrica Sadler es una creación de dos diseñadores italianos Gianluca Sada y Luca Scudieri, del Grupo Ader, especializado en componentes de fibra de carbono para los sectores de la automoción y la aeronáutica. Entre sus clientes habituales están, por citar algunos Ferrari, Maserati, Porsche, Aston Martin, Toyota o BMW. No es de extrañar que el resultado sea un ejemplo de artesanía exquisita que emana el estilo y la elegancia italianos centrándose al mismo tiempo en la sostenibilidad, la innovación y la versatilidad. Por ello, aseguran que la Sadler es la bicicleta eléctrica más compacta del mundo.

Con esta bicicleta, los diseñadores se propusieron resolver el problema de las bicicletas plegables. Estas, centradas en la reducción de pesos y volumen, cuentan habitualmente con unas dimensiones excesivamente pequeñas. Para lograr compacidad y portabilidad, están provistas de un cuadro y unas ruedas de tamaño reducido, lo que va en detrimento de la estabilidad. El tamaño reducido del marco afecta la posición del ciclista durante el viaje y el tamaño reducido de las ruedas incomoda la marcha en los terrenos irregulares. Las bicicletas tradicionales evitan estos problemas, pero su cuadro rígido las hace escasamente flexibles durante el transporte.

bicicleta eléctrica Sadler-interior1
Su mecanismo de plegado permite reducir sus dimensiones a 66 centímetros de largo, lo que ha animado a sus creadores a asegurar que es la bicicleta más compacta del mundo.

La Sadler cuenta con un cuadro grande de fibra de carbono compuesto básicamente por tres barras que se apoya sobre unas ruedas grandes de 26 pulgadas sin radios que se anclan al cuadro gracias a unas pequeñas ruedecillas apoyadas en el bastidor. Su mecanismo de plegado permite reducir sus dimensiones a 66 centímetros de largo, lo que ha animado a sus creadores a asegurar que es la bicicleta más compacta del mundo, aunque es un dato que no se puede verificar al cien por cien. De cualquier forma, su apariencia y sus características provocarán que cualquier que pase a su lado gire la cabeza para observarla.

Inspirándose en los colores y estilos distintivos de diferentes territorios italianos, la bicicleta Sadler está disponible en seis modelos. Cada uno de ellos lleva el nombre del lugar al que representa: Napoli, Roma, Positano, Firenze, Portofino y Vulcano. Además, estará disponible también en tres versiones: Classic, Plus (con cambio de tres marchas) y una versión eléctrica.

bicicleta eléctrica Sadler-interior2
Detalle de la transmisión y el plegado de la bicicleta eléctrica Sadler.

Está diseñada para convertirse en un vehículo urbano. Mientras que la versión clásica, sin asistencia eléctrica y con un cambio de tres marchas pesa 11,5 kilogramos, la versión eléctrica eleva algo esta cifra para alcanzar los 14,8 kilogramos, que se mantiene como un peso ligero para este tipo de bicicletas. El peso máximo que puede soportar es de 120 kilogramos.

Dependiendo del modelo que elija, la bicicleta puede incorporar perfiles de madera real, manetas del manillar acolchadas en cuero real, al igual que el asiento de la bicicleta, guardabarros de fibra de carbono y llantas de aleación de aluminio aeronáutico. El motor eléctrico que se incluye en la versión con asistencia es 250 W que puede asistir al pedaleo del ciclista hasta 25 km/h. La Sadler cumple, por lo tanto, con las especificaciones de un vehículo EPAC en la Unión Europea, siendo considerada como una bicicleta convencional a todos los efectos.

Se alimenta de una batería de iones de litio de 252 Wh, cuyo peso es de 1,4 kilogramos. Para su recarga completa requiere alrededor de cuatro horas. La autonomía estimada es de aproximadamente de 90 kilómetros con cada carga. Incorpora además conectividad Bluetooth y una aplicación dedicada para el teléfono móvil.

Por ahora sus creadores no han anunciado el precio de venta, aunque desde su página web ya es posible realizar una reserva para hacerse con una unidad de la Sadler

Conversaciones: