Híbridos y Eléctricos

NADIE RESULTÓ HERIDO

Aparatoso accidente de un Porsche Taycan Turbo S eléctrico mientras intentaba aparcar

El vídeo muestra lo complicado que puede llegar a ser para algunas personas controlar en determinadas circunstancias de confusión un coche con un funcionamiento de tipo automático, en este caso, un Porsche Taycan Turbo S sufre un aparatoso accidente mientras intentaba aparcar.

El Porsche Taycan Turbo S en cuestión momentos antes de producirse el suceso.
El Porsche Taycan Turbo S en cuestión momentos antes de producirse el suceso.

Los vídeos de aparcamientos fallidos que encontramos por todo internet son objeto de risa y asombro a partes iguales, y este, en el que por fortuna parece que no hay que lamentar ningún fallecimiento ni heridos, deja muestra de lo complicado que puede llegar a ser para algunas personas controlar en determinadas circunstancias de confusión un coche con un funcionamiento de tipo automático. El principal damnificado en esta historia es un inmaculado (hasta entonces) coche eléctrico, el Porsche Taycan Turbo S.

No es el primer vídeo que llega a nuestra portada con el eléctrico de Porsche como protagonista, ya que el Taycan Turbo S se ha coronado, por méritos propios, como el coche eléctrico de producción más rápido en recorrer desde parado un cuarto de milla. Nosotros ya lo hemos probado y hemos constatado por qué se ha convertirlo en el coche más vendido de Porche el agosto pasado, y que no pretende quedarse ahí, ya que la firma alemana pretende haber vendido más de 20.000 Taycan antes de acabar el año.

Hoy, sin embargo, no es protagonista el eléctrico de Stuttgart por una gran noticia sino por un aparatoso accidente, sucedido en la misma puerta de la casa del dueño del Taycan Turbo S en cuestión, en lo que parece un tranquilo barrio británico, que casi inexplicablemente acaba estrellándose contra los coches de sus vecinos mientras intentaba aparcar.

En las imágenes, grababas por lo que parece una cámara de videovigilancia de un vecino cercano, apreciamos una flamante unidad del Taycan, con una carrocería acabada en el exclusivo color Plata GT de Porsche y con las llantas Mission-E derivadas del modelo conceptual.

Nada parece anticipar el pomposo suceso que estaba a punto de suceder cuando de tan elegante manera subía a su casa por la pequeña rampa de acceso. Tras unos instantes parado con la luz de freno encendida, la luz se apaga y el vehículo sale despedido hacia su derecha, ya que es hacia donde se encontraban apuntando las ruedas en el momento de ser despedido.

Tras arremeter contra el primer coche junto al que debería haber aparcado (que parece un Opel Grandland), lo aparta de su camino y el eje delantero vuela sobre el desnivel durante poco más de un metro para encontrarse de lleno con el BMW Serie 1 que se encontraba aparcado en la calle en esos momentos. Por fortuna nadie se encontraba dentro de ambos coches en el momento del accidente.

Antes de estrellarse con el primero coche a su derecha, el conductor parece intentar accionar de nuevo los frenos ya que la luz se enciende durante unos cortos instantes. A juzgar por las imágenes y el funcionamiento, o más bien desaparición, de la luz de freno, todo apunta a que el accidente podría deberse a la típica situación de confundir el pedal del freno con el del acelerador.

Esto, tal vez en un coche normal no hubiera conllevado más que estrellarse con el primer coche, pero en un coche eléctrico con tanta fuerza como el Porsche Taycan Turbo S, con 761 CV y 1.070 Nm de par motor que rinde, el resultado no ha sido menos que aparatoso.

Conversaciones: