Híbridos y Eléctricos

CARRERA DE ACELERACIÓN

El Ferrari SF90 híbrido enchufable y el Rimac Nevera eléctrico se ven las caras: humillación en ciernes

El Rimac Nevera fue presentado ayer mismo, y desde el preciso momento de su presentación ya ha sido sometido a una carrera de aceleración contra nada menos que el Ferrari SF90 Stradale, aunque como bien se aprecia en el vídeo, juegan en ligas distintas.

Ferrari SF90 Stradale y Rimac Nevera eléctrico.
Ferrari SF90 Stradale y Rimac Nevera eléctrico.

En muy pocas ocasiones el conductor de un Ferrari con 1.000 CV de potencia podrá decir que ha sido humillado en términos prestacionales, pero el mediático presentador Mat Watson (la cara visible del canal de Youtube de motor británico Carwow) ha podido experimentar en primera persona lo que es que un deportivo de una joven empresa croata no deje a todo un Ferrari ni siquiera una oportunidad de plantar cara a nivel prestacional.

Watson tuvo la oportunidad, como muchos otros periodistas especializados, de ver y tocar por primera vez y en exclusiva al nuevo Rimac Nevera, y de hacerlo además con el padre de la criatura como guía, el propio Mate Rimac. Un coche eléctrico de cuyo lanzamiento oficial nosotros mismos nos hicimos ayer eco.

Antes de ver el resultado de la carrera de aceleración, debemos contextualizar ambos oponentes por sus características técnicas, y en el caso del Rimac, incluso, recordar que se trata de una empresa que en nació en 2008, tan sólo un año después de que Mate Rimac consiguiera electrificar un BMW Serie 3 E30 en el garaje de su casa. Hoy día su empresa da empleo a más de 2.500 personas y ha creado el deportivo eléctrico tecnológicamente más avanzado del mercado, del que tan sólo se fabricarán 150 unidades a razón de 2 millones de euros cada una.

Ferrari SF90 Stradale híbrido enchufable.

Ferrari SF90 Stradale híbrido enchufable.

El Nevera tiene cuatro motores eléctricos, uno en cada rueda, que en total rinden 1.914 CV y un apabullante par motor de 2.914 Nm, gracias a lo que consigue alcanzar una velocidad máxima de 412 kilómetros por hora.

El Ferrari SF90 Stradale es el primer intento de Ferrari en lo que se refiere a un híbrido enchufable de producción, aunque las prestaciones eléctricas del mismo quedan casi en ridículo en comparación con el Rimac, ya que es un coche 100 % eléctrico mientras que el Ferrari sólo busca el apoyo de su tren de potencia eléctrico en momentos puntuales.

El motor de gasolina es un V8 turbolimentado de 780 CV, que cuenta con la ayuda de tres motores eléctricos que en conjunto rinden 162 kW (217 CV) de potencia y se alimentan por un pequeño paquete de baterías de 7,9 kWh de capacidad. En total la potencia conjunta asciende a 1.000 CV, con ellos es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en tan solo 2,5 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 340 kilómetros por hora, ¿pero será suficiente para, al menos, poder plantar cara al deportivo eléctrico croata?

La respuesta es clara y directa; no. Tan sólo durante un segundo, literalmente, mientras ambos deportivos pelean por transmitir la potencia al suelo es cuando el italiano se muestra a la altura, pero tan pronto como el Rimac Nevera ejecuta su sofware de reparto de potencia entre ambos ejes y pone a trabajar su aerodinámica, se despejan las dudas. También existe una diferencia de potencia de más de 900 CV, lo que de por sí sobre el papel certifica un resultado concluyente.

Rimac Automobili no ha especificado un 0 a 100 exacto, sino que en su lugar ha dado a conocer el 0 a 96, que es el 0 a 60 millas por hora para los británicos, y el Nevera lo logra en 1,85 segundos, mientras que el SF90 Stradale hace lo propio en 2,35 segundos. Bajo ningún concepto se puede catalogar de lento al deportivo italiano (no cabe más que ver la reacción de Watson ante la contundentecia con la que acelera) pero el Rimac Nevera, simplemente, juega en otra liga.

Conversaciones: