Híbridos y Eléctricos

PRUEBA DE BJØRN NYLAND

El Nissan Ariya de acceso supera un viaje de 1.000 kilómetros por Noruega en 11 horas

El probador de coches eléctricos y youtuber Bjørn Nyland ha llevado a cabo una ruta de 1.000 kilómetros a bordo de un Nissan Ariya de acceso. La prueba demoró un tiempo de 11 horas.

NISSAN ARIYA
El Nissan Ariya de acceso ha realizado un recorrido de 1.000 kilómetros por Noruega

El Nissan Ariya se presenta como uno de los SUV eléctricos más prometedores del sector automovilístico actual. Con un rango de precios ajustados y unas especificaciones notables, el modelo aspira a convertirse en uno de los más vendidos de Europa. Y para comprobar su efectividad, el youtuber Bjørn Nyland ha llevado a cabo un viaje de 1.000 kilómetros sobre las frías carreteras de Noruega a bordo de un Nissan Ariya de acceso

Esta no es la primera vez que este probador comprueba las capacidades del modelo eléctrico nipón, ya que hace unos días publicó otro vídeo en el que comprobó la autonomía de esta versión rodando a varias velocidades, donde pudo saber que a 90 km/h esta versión ejecuta 342 kilómetros de recorrido y a 120 km/h hace lo propio con 232 kilómetros. Ahora, el propietario del canal de YouTube quiso comprobar cuánto tiempo demora la realización de 1.000 kilómetros por Noruega. 

Este viaje se ejecutó a una temperatura media exterior de 10ºC y tuvo una duración exacta de 11 horas y 5 minutos. Durante la prueba, muchos factores externos favorecieron a esta duración total, aspectos que de no existir probablemente el recorrido habría sido algo más breve. Entre algunos elementos, el 40% del tiempo que duró la prueba estuvo lloviendo, lo que supuso un consumo energético mayor por la falta de visibilidad (cambios de velocidad más bruscos), la activación de los limpiaparabrisas, así como la continua intromisión de algunos elementos de seguridad en la conducción. 

Durante este trayecto hubo que parar hasta seis veces para recargar las baterías, lo que lo sitúa dentro de la media de modelos eléctricos probados en un recorrido similar. Desde la salida transcurrieron 196 kilómetros hasta la primera parada, mientras que el resto de las recargas se realizaron tras una media de recorrido de 134 kilómetros. El consumo medio del coche eléctrico fue de 27,6 kWh/100 kms, un consumo algo más alto de lo esperado, pero las condiciones adversas de la propia vía pudieron derivar directamente en estas cifras.

“El desafío de los 1.000 kilómetros es una prueba única que amplía nuestro conocimiento empírico sobre los vehículos eléctricos y nos da una idea de lo que es físicamente posible en un país con una densa infraestructura de carga rápida”, afirmó el youtuber en al final de su prueba con el Nissan Ariya. 

Teniendo en cuenta que esta prueba se ha llevado a cabo junto a la variante de acceso con la batería de 63 kWh de capacidad útil, existe una gran probabilidad de que el tiempo empleado fuese notablemente más corto de haber usado un Nissan Ariya con la batería de mayor tamaño (87 kWh) y tracción a un único eje, ya que ello habría supuesto un menor número de paradas para la recarga. El propio creador del vídeo estima que el tiempo total podría haber sido en torno a 1 hora por debajo de lo marcado por el Ariya de acceso, un nuevo reto que aspira a ejecutar próximamente para así poder comparar cifras. 

Conversaciones: