Híbridos y Eléctricos

EL RINGTOOL CASI PERFECTO, SEGÚN EL PILOTO RUSO

El horror de los GT3 en Nürburgring es este Tesla Model 3 con mejores frenos y suspensión deportiva

Casi queda patente el arrepentimiento de Max, el dueño del Model 3 en cuestión, tras ver la conducción del piloto ruso Misha a los mandos de su efectivo Tesla Model 3 modificado.

El Tesla Model 3 modificado a su paso por el Carrusel.
El Tesla Model 3 modificado a su paso por el Carrusel.

El revuelo mediático y la polémica que genera el Tesla Model 3 cada vez que hace una incursión en circuito ya no es algo nuevo, pero no por ello deja de impresionar su buen hacer en el 'Ring. El protagonista de este vídeo es, de nuevo, Misha Charoudin a los mandos de un Tesla Model 3 Performance, pero esta vez aderezado con algunas mejoras que aunque sutiles, son claves para el desempeño final del coche eléctrico dentro del longevo circuito.

Nos deberíamos tomar esta incursión en el viejo Nürburgring como una segunda parte del primer vídeo del experto ruso del circuito alemán. En la primera ocasión, la vuelta no la pudo completar en su totalidad a un ritmo alto ya que los frenos desfallecían antes de completar incluso la mitad de la vuelta que efectuaron a los mandos de aquel Model 3 de Tesla, aquella vez de estricta serie.

No sería el caso del Model 3 que, Max Kosenko, el dueño del coche eléctrico en cuestión, ofreció al piloto ruso probar para determinar si los fallos que achacó anteriormente al sedán eléctrico americano habían sido remendados con las modificaciones llevadas a cabo por este usuario del Model 3. La efectividad de su Model 3 queda patente en el vídeo, al igual que sus lamentos ante la conducción extrema del Misha, al que llega a decirle, traducido del inglés "Espero que no quieras morir hoy", con un tono de miedo que se palpa a la perfección.

Misha encontraba faltas en, como mencionado, principalmente los frenos, seguido de la suspensión, enfocada a un confort total de la berlina. Estos dos elementos habrían sido sustituidos, el primero, con un kit delantero con pinzas de seis pistones fabricadas por RT y pinzas traseras de Tesla Model S. La suspensión, según el dueño, habría sido modificada con piezas de KW, pero no especifica si el juego completo de muelle y amortiguador. Además, un set de llantas más ligeras de 19 pulgadas (en lugar de 20) y unos capaces neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2 con 275 milímetros de ancho conforman el pack completo.

El resultado es un coche que, aunque encontró dos nuevas limitaciones al final de la vuelta, se paseó por todo el circuito adelantando a diestro y siniestro a todos los demás vehículos que encontraba a su paso. Encontrando como víctimas, entre mucho compacto deportivo, dos Porsche 911 GT3 que no tuvieron más remedio que dejar pasar al sedán eléctrico.

Las dos nuevas limitaciones que habría encontrado el Model 3 Performance del vídeo sería la primera, la refrigeración tanto de su paquete de baterías como de su motor eléctrico, que perdió una potencia, según el piloto ruso, de unos 100 CV en los últimos compases del recorrido del circuito, y sólo entonces fue adelantado por un Volkswagen Golf GTI y un BMW M3 bastante más modificados que el Tesla.

El otro factor a mejorar serían los asientos, que comparados con el agarre que el juego entre suspensión y neumáticos brindaban, se quedaban ahora cortos. En el vídeo hay un comentario fijado del dueño del Tesla Model 3, que declara que el sobrecalentamiento de los neumáticos en los últimos compases de la rueda se podría haber evitado ajustando las presiones ligeramente a la baja antes de comenzar al vuelta. Aunque sospecha que para poder soportar las acometidas de potencia del Model 3, y no desfallecer del todo, probablemente la medida de ancho ideal debería pasar de 275 a 305 milímetros, aunque ello supondría ensanchar la carrocería ligeramente del Model 3.

Conversaciones: