Híbridos y Eléctricos

COMPLETADA LA PRIMERA FASE DE DESARROLLO

Así será el nuevo Porsche eléctrico que llegará en 2019

Porsche ha completado las primeras pruebas del prototipo Mission E de producción, el nuevo deportivo eléctrico de la casa de Stuttgart que llegará a los concesionarios en 2019.

Porsche Mission E 2019 (J1) // Renderizado por Autocar
Porsche Mission E 2019 (J1) // Renderizado por Autocar

Porsche ha completado satisfactoriamente las primeras pruebas con el prototipo Mission E, su primer deportivo 100% eléctrico. Previamente revelado en forma de concept car durante el Salón de Frankfurt 2015, el Porsche Mission E se convertirá en el quinto elemento de la gama de deportivos alemanes.

Mientras otras marcas –como es el caso de Audi– apuestan por electrificar su gama de SUV, Porsche prefiere ofrecer a sus clientes “algo más de deportividad” mediante la introducción de un sedán de cuatro puertas que empleará una plataforma eléctrica de rodada baja que estará más enfocada a ofrecer altas prestaciones que no a reducir emisiones.

Así lo ha confirmado el jefe de I+D de Porsche, Michael Steiner, quien ha asegurado que la etapa de diseño ya está completada y que ya están probando con prototipos completamente desarrollados tanto a nivel de plataforma como de carrocería. Aunque no se ha oficializado todavía un nombre comercial para el Mission E, Porsche se refiere internamente al proyecto con el nombre en clave “J1”.

A lo largo de 2018 Porsche llevará a cabo numerosas pruebas para terminar de pulir todos los detalles del deportivo eléctrico, que tiene programado su debut en algún momento de 2019, tal vez aprovechando una nueva edición del salón alemán. Con un precio estimado de venta de 110.000 euros, el Porsche Mission E o “J1” se situará en la gama de la casa de Stuttgart entre el Panamera 4 E-Hybrid y el potente Panamera Turbo S E-Hybrid.

Será un automóvil realmente deportivo. Un cuatro plazas que rodará pegado al asfalto, con un centro de gravedad bajo. Un automóvil típicamente Porsche, pero eléctrico."

Debido a que ha sido desarrollado desde cero, el Mission E o “J1” no tendrá los habituales problemas derivados de adaptar el conjunto propulsor eléctrico a una estructura diseñada para albergar un motor de combustión y que no contempla lugar para los paquetes de baterías. En esta ocasión, la energía llegará desde las baterías de ion-litio situadas en el suelo del habitáculo, con lo que se conseguirá un centro de gravedad extremadamente bajo.

El deportivo de cuatro plazas y 2000 kg de peso usará dos motores eléctricos para desarrollar 600 CV de potencia y 900 Nm de fuerza par, cifras que se traducen en una aceleración de 0 a 100 kph en tan solo 3,5 segundos y de 0 a 200 en apenas 12. Ya que contará con una conexión capaz de recibir una tensión de 800 V, el Mission E de producción podrá recargar el 80% de su batería en solamente 15 minutos. Gracias a esta capacidad de carga ultrarrápida, Porsche podrá prescindir de una parte de su autonomía en favor de la deportividad. Aún así se espera que supere los 500 kilómetros con una sola carga de sus baterías.

Conversaciones: