Híbridos y Eléctricos

EL PRIMERO CAPAZ DE CIRCULAR CON GAS NATURAL

Audi A3 Sportback g-tron llegará a finales de 2013

El Audi A3 Sportback g-tron llegará a finales de año con motor 1.4 TFSI adaptado a una conducción con autonomía de 400 kilómetros en gas y 900 en gasolina.

Audi lanzará a finales de año su nuevo modelo A3 Sportback g-tron, que puede utilizar como combustible tanto gas natural fósil como el e-gas de bajo impacto medioambiental, que la empresa fabrica en el centro de Werlte (Alemania).

Este vehículo se convierte en el primer coche en serie de Audi capaz de funcionar con gas natural y ha sido desarrollado con las últimas tecnologías de construcción ligera, también añade los últimos avances de la tecnología CNG (Compressed Natural Gas), incluido el almacenamiento del combustible.

Dispone de dos grandes depósitos a presión situados debajo del piso del maletero, con capacidad para unos 7 kilogramos de gas cada uno. Los depósitos, ubicados en el espacio destinado a la rueda de repuesto, con lo que no restan volumen al maletero, almacenan el gas a una presión de 200 bares y pesan un 70% menos que los de acero convencionales.

El Audi A3 Sportback g-tron equipa un regulador electrónico de la presión del gas, que reduce la alta presión de salida de los depósitos hasta situarla entre los 5 y los 9 bares.

La bivalencia del coche queda asegurada cuando la presión del depósito baja de los 10 bares con una cantidad restante de gas de unos 0,6 kg, entonces la gestión del motor cambia de forma automática al modo de gasolina.

El Audi A3 Sportback g-tron arranca primero en modo de gasolina y cambia después lo más rápidamente posible al modo de gas. Su motor es un 1.4 TFSI modificado; la culata, el sistema de turbosobrealimentación, el sistema de inyección y el catalizador han sido adaptados específicamente al modo de gas. Con 110 CV (81 KW) y 200 Nm de par motor, el cinco puertas compacto acelera en menos de 11 segundos de los 0 a los 100 km/h, con una velocidad punta que se sitúa por encima de los 190 km/h.

En cuanto a la eficiencia y la economía, las emisiones de CO2 en el escape permanecen por debajo de los 95 gramos por kilómetro, y los gastos de combustible para el cliente rondan los 4 euros por 100 km. El consumo medio a los 100 km es inferior a los 3,5 kg de gas natural o de Audi e-gas, el combustible que se genera en el marco del proyecto Audi e-gas a partir de CO2 y agua con ayuda de electricidad ecológica.

 

Conversaciones: