Híbridos y Eléctricos

TECNOLOGÍA E-TRON QUATTRO

Audi allroad shooting brake, un concepto poderoso

Audi desveló en el Salón del Automóvil de Detroit (NAIAS) un concept-car con tecnología e-tron quattro capaz de producir 408 CV (300 KW) de potencia con un consumo de sólo 1,9 l/100 km.

Audi allroad shooting brake, un concept-car que combina atractivo, tecnología e-tron quattro altamente eficiente capaz de producir 408 CV (300 KW) de potencia con un consumo de sólo 1,9 l/100 km, y aplicaciones electrónicas de última generación, así lo presentó Audi en el pasado Salón del Automóvil de Detroit (NAIAS).

Con una carrocería tipo “shooting brake” este concept-car tiene una una distancia entre ejes de 2,51 metros, mide 4,20 metros de longitud, 1,85 metros de anchura, y su carrocería tiene una altura de 1,41 metros.

Con el Audi allroad shooting brake es la primera vez que la marca combina las características de diseño de sus vehículos allroad y los Audi e-tron con una carrocería realizada en una combinación de aluminio y material plástico reforzado con fibra de carbono (CFRP).


Sistema de propulsión híbrido enchufable
El sistema de propulsión híbrido ofrece una potencia máxima de 408 CV (300 KW) y un par máximo de 650 Nm. Con un peso de alrededor de 1.600 kg acelera de 0 a 100 km/h en 4,6 segundos, y alcanza una velocidad máxima limitada electrónicamente de 250 km/h. El consumo de este crossover compacto es de 1,9 l/100 km, y la autonomía alcanza los 820 km.

El motor de combustión del Audi allroad shooting brake es el 2.0 TFSI con 292 CV (215 KW) de potencia y un par máximo de 380 Nm. Este cuatro cilindros montado en posición transversal cuenta con sobrealimentación mediante turbocompresor, y en régimen de carga parcial un sistema de inyección indirecta complementa a la inyección directa principal para mejorar la economía de combustible. El colector de escape integrado en la culata permite un eficiente control de la gestión térmica.

El motor 2.0 TFSI funciona junto a un motor eléctrico en forma de disco acoplado mediante un embrague. El motor eléctrico genera 40 kW de potencia y un par de 270 Nm, y está integrado en el cambio de seis velocidades e-S tronic. La transmisión de doble embrague, que permite rápidos cambios de marcha, transmite el par motor a las ruedas delanteras del vehículo.

En el eje trasero se monta un segundo motor eléctrico independiente de esta unidad delantera. Con una potencia máxima de 85 KW y un par máximo de 270 Nm, suministra potencia de propulsión a velocidades bajas y moderadas, y también puede funcionar de forma conjunta con el grupo propulsor montado en el eje delantero si el sistema de control decide que el vehículo funcione con tracción a las cuatro ruedas.

Situado justo por delante del eje trasero se sitúa la batería de iones de litio, compuesta de ocho módulos. De esta forma su ubicación contribuye a la hora de conseguir una distribución equilibrada del peso, y apenas afecta a la capacidad de carga. La batería, refrigerada por agua, tiene una capacidad de 8,8 kWh, lo que permite una autonomía en modo eléctrico de 50 km. Para la recarga estacionaria se utiliza un módulo de pared Audi wall box, que puede operar con diferentes voltajes y distintos tipos de enchufes conectores, y regula la transferencia de energía de forma inteligente.


Sistema de conducción 'Audi drive select'
El sistema de conducción dinámica Audi drive select ofrece tres modos de conducción. En el modo eléctrico EV, que puede seleccionarse desde un mando en el volante multifunción, se da prioridad a la conducción totalmente eléctrica. Aquí, el grupo propulsor del eje delantero permanece inactivo, y el motor eléctrico que mueve las ruedas traseras puede propulsar al vehículo hasta una velocidad máxima de 130 km/h.

En modo híbrido las dos unidades propulsoras trabajan juntas de forma eficiente y de distintas maneras, según sea necesario. En muchas situaciones el motor eléctrico delantero acoplado al motor de combustión pasa a funcionar como un generador, recargando la batería, lo que amplía la autonomía operativa en modo eléctrico.

En el modo Sport está disponible toda la potencia. Cuando el conductor demanda la máxima aceleración el motor eléctrico del eje trasero también puede sumar su empuje al del motor 2.0 TFSI, y en este caso ambas unidades generan fuerza de propulsión. Dependiendo de la situación de conducción, al levantar el pie del acelerador se pueden desacoplar las dos unidades propulsoras, o dar lugar a la entrada en funcionamiento del sistema de recuperación de energía. En el primer caso el vehículo se mueve con cero emisiones, ya que el motor de combustión se desconecta por completo; en el segundo caso la energía recuperada en las fases de frenada o deceleración se devuelve a la batería de alto voltaje.

A través del 'terminal de manejo' MMI el conductor puede utilizar las funciones “Hold” y “Chargue” para influir de forma específica en el estado de carga de la batería, por ejemplo para aumentar el almacenamiento de energía eléctrica de forma que esté disponible para utilizarla en los últimos kilómetros al llegar al destino.

El Audi allroad shooting brake cuenta con suspensiones delanteras McPherson, eje trasero de cuatro brazos y dirección electromecánica, las llantas son de 19 pulgadas, con neumáticos en formato 225/40.

Conversaciones: