Híbridos y Eléctricos

LLEGARÁ EL TERCER TRIMESTRE DE 2019

Audi Q5 55 TFSIe: el nuevo híbrido enchufable ya se puede reservar en España

Audi pone a la venta en España el nuevo Q5 55 TFSIe quattro, con 367 CV y tecnología hibrida enchufable

Ya se puede reservar el Audi Q5 55 TFSIe
Ya se puede reservar el Audi Q5 55 TFSIe

Audi pone a la venta en España el Q5 55 TFSIe quattro, el primero de la gama de híbridos enchufables (A6, A7 Sportback y A8) que tiene previsto lanzar la compañía bajo la nueva nomenclatura “TFSIe”, dejando la denominación e-tron exclusivamente para las variantes completamente eléctricas.

El Audi Q5 55 TFSIe quattro, que desarrolla 367 CV de potencia y ofrece hasta 40 kilómetros de autonomía en modo totalmente eléctrico, cuenta con la etiqueta Cero de la Dirección General de Tráfico (DGT) que lo convierte en un modelo idóneo para cliente particular, flotas o como vehículo de empresa.

El nuevo Audi Q5 55 TFSIe quattro ya se puede adquirir bajo pedido en el mercado español con un precio de partida de 66.060 euros, aunque la introducción en España está prevista para el tercer trimestre de este año.

audi-3

Mecánica

El tren motriz del nuevo Q5 híbrido enchufable cuenta con un motor de gasolina 2.0 TFSI de cuatro cilindros y turboalimentado que produce 185 kW (252 CV) y 370 Nm de par motor. Integrado en la caja de cambios S tronic de siete velocidades, se encuentra, además de un embrague de separación, un motor eléctrico síncrono de imanes permanentes que ofrece una potencia de salida máxima de 105 kW (140 CV) y un par máximo de 350 Nm.

La potencia total del sistema es de 270 kW (367 CV) y el par motor máximo de 500 Nm a 1.250 rpm, justo por encima del ralentí. Sus prestaciones le permiten acelerar de 0 a 100 km/h en 5,3 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 239 km/h. En modo eléctrico la velocidad máxima es de 135 km/h. Según la marca el consumo de combustible combinado se encuentra entre los 2,1 y los 2,4 /100 km y las emisiones CO2 entre 46 y 53 g/km.

La batería de iones de litio que alimenta el motor eléctrico funciona a un voltaje de 381 V y se encuentra debajo del piso del maletero. Está compuesta por 104 celdas prismáticas que almacenan 14,1 kWh y que en el ciclo de homologación WLTP alcanza una autonomía eléctrica de 40 kilómetros.

Static photo .Colour: Turbo blue

De serie incluye el sistema de carga Compact y un cable Modo 3 con enchufe Tipo 2 (Mennekes) con el que puede recargar en tomas de corriente domésticas e industriales en corriente alterna monofásica a una potencia máxima de 7,4 kW. La carga completa, a la potencia máxima se demora 2,5 horas. En el caso de contar con una instalación de menor potencia, el tiempo de recarga máximo se eleva hasta las seis horas aproximadamente. El sistema cuenta con una pantalla de estado y funciones de seguridad térmica y la monitorización de la corriente residual.

Cuenta con un sistema control de temperatura que conecta el circuito del climatizador y el circuito de refrigeración de baja temperatura en el que, además de la batería, también se integran el motor eléctrico y la electrónica de potencia. Utiliza una bomba de calor que reúne el calor residual de los componentes de alto voltaje. Con 1 kW de energía eléctrica, puede generar hasta 3 kW de potencia de calentamiento térmico. Eso hace que el automóvil sea más eficiente y también proporciona un mayor confort a los ocupantes.

Audi ofrece acceso a unos 100.000 puntos de carga gracias al e-tron Charging Service, que permite recargar bajo pedido en las estaciones públicas de carga de 16 países europeos, aunque Audi trabaja para implementar este servicio en más países. Previamente es necesario registrarse y firmar un contrato de carga en el que se especifican las tarifas. Con el uso de una sola tarjeta es posible cargar en ellos independientemente del proveedor de energía.

Control inteligente de los modos de conducción

Audi estrena con el Q5 5S TFSI un sistema de control inteligente del sistema de tracción predictivo que optimiza la eficiencia mediante los sensores y el análisis de los datos recopilados sobre la dinámica y el comportamiento del conductor. La tracción en las cuatro ruedas se desactiva siempre que no sea necesaria, aunque permanece disponible en todo momento. Cuando la solicitación de potencia es baja y la fricción entre las ruedas y la superficie de la carretera es suficiente, el tren motriz funciona como un sistema de tracción delantera.

La activación de la tracción total sigue una estrategia de tres etapas: proactiva, predictiva y reactiva. El conductor puede decidir que motor o motores poner en marcha y las propiedades de tracción en todas las ruedas. El sistema está diseñado para que la mayor parte de su conducción diaria se realice en modo eléctrico.

Además, un asistente de eficiencia predictiva (PEA) utiliza los datos de la cámara, el radar y la ruta programada en el GPS para predecir cuándo puede apagar el motor de combustión y activar la recuperación de energía mediante el sistema de frenada regenerativa. Cuando el control de crucero adaptativo (ACC) está activo, el PEA frena y acelera automáticamente mejorando la eficiencia y la comodidad. Sin el ACC activado, una señal háptica en pedal del acelerador y una señal visual en el cuadro de instrumentos indican el momento adecuado para levantar el pie. Además, incorpora cuatro modos de conducción seleccionables.

audi-2

El modo híbrido se activa automáticamente cuando se programa una ruta en el sistema de navegación o manualmente. La carga de la batería se distribuye de manera óptima a lo largo de la ruta para reducir el consumo de combustible manteniendo el modo eléctrico en la áreas urbanas y eligiendo entre parar el motor de combustión y circular “a vela” o poner en marcha el sistema de recuperación de energía si es necesario desacelerar capaz de generar hasta 80 kW de energía eléctrica y una desaceleración de hasta 0,2 g.

La función de control utiliza gran cantidad de datos que incluyen información sobre el tráfico en tiempo real, la distancia al destino, el perfil de ruta elegida, los límites de velocidad, el tipo de carretera, la pendiente y los últimos datos de los sensores a bordo.

En el modo EV es el modo predeterminado de arranque. Únicamente se activa el motor eléctrico, aunque en caso de necesidad de potencia, si el conductor presiona con fuerza el acelerador, el motor de combustión se pone en marcha. Por último, el modo Hold mantiene la carga de la batería al nivel en el que está en el momento de seleccionarlo.

Además de los modos de funcionamiento cuenta con cuatro modos de marcha, “comfort”, “efficiency”, “auto” y “dynamic” que ajustan la propulsión, la suspensión y la dirección, cambiando el criterio de selección del motor en función de las preferencias de los ocupantes. El mayor rendimiento se obtiene con la opción “dynamic”.

Conversaciones: