Híbridos y Eléctricos

CAMBIO DE NOMBRE

El Audi Q8 e-tron ya es oficial: muchas novedades para luchar con el Mercedes EQE SUV

Tal y como estaba previsto, la era del e-tron llega a su fin. Su relevo natural es el Audi Q8 e-tron, un cambio importante que llega acompañado de muchas novedades en el apartado mecánico.

Audi-Q8-e-tron-Delantera
El e-tron pasa a llamarse oficialmente Audi Q8 e-tron, y llega cargado de novedades

Allá por el año 2015, Audi adelantaba lo que se convertiría en su primer SUV eléctrico. La firma de los cuatro aros trabajó intensamente durante tres años para, finalmente en 2018 presentar la versión definitiva del Audi e-tron. Hoy, cuatro años después la era del e-tron se acaba para dejar paso al Audi Q8 e-tron. Una reestructuración de gama que ya estaba anunciada, y que los de Ingolstadt aprovechan para hacer de su primer SUV eléctrico un modelo mejor gracias a las numerosas novedades que lo acompañan en su actualización.

No estamos hablando de una generación nueva, no. El Q8 e-tron se asienta sobre la misma plataforma que ya conocíamos del e-tron, una versión modificada de la estructura MLB-Evo del Grupo Volkswagen. Por ello no vemos cambios en las medidas exteriores, manteniendo los 4,91 metros de largo, los 1,94 metros de ancho y los 1,63 metros de alto (1,62 para el Sportback). El cambio de nombre tampoco ha supuesto decir adiós a las dos carrocerías que ya estaban presentes. El Q8 e-tron Sportback muestra las mismas novedades, con la particularidad de su línea parcialmente coupé que reduce volumen de maletero: 569 litros para el SUV y 529 para el Sportback. Ambos mantienen un pequeño baúl delantero con 62 litros de capacidad.

Audi-Q8-e-tron-Sportback-Trasera
La carrocería Sportback logra mejores cifras de autonomía, aunque supone perder capacidad de maletero

Como rezan todos los cánones de las actualizaciones de mitad de ciclo comercial, el Q8 e-tron y su versión Sportback reciben un lavado de cara. Una imagen que principalmente se ve modificada en el frontal, adoptando algunos detalles de diseño que ya hemos visto en el Audi Q4 e-tron y en el Audi e-tron GT. Destacan los bordes cromados en negro de la parrilla singleframe y las nuevas molduras laterales del parachoques. La mejora estética también llega a la parte trasera, aunque de forma mucho más discreta. Todos los cambios han permitido al Q8 e-tron mejorar su eficiencia contra el aire, aportando un coeficiente de 0,24 para el coupé y de 0,27 para el SUV.

De puertas para dentro las novedades se han centrado principalmente en la mejora de la tecnología disponible. La presentación es igual a la que ya conocíamos con las tres pantallas digitales centrando toda la atención. Destaca la integración de 40 asistentes a la conducción diferentes que ofrecen una alta capacidad de conducción autónoma. También se ofrecen por primera vez los faros Digital Matrix LED como parte del equipamiento opcional. Por último, las tapicerías se vuelven más sostenibles gracias al empleo generoso de materiales reciclados. Tampoco falta la conectividad inalámbrica para dispositivos móviles, y sistemas como Internet, Wifi o el Head-Up Display.

Audi-Q8-e-tron-Interior
El interior no recibe muchas novedades, pero sí destacar la seguridad activa y las tapicerías sostenibles

Además del cambio de nombre y de la nueva estética, el cambio más significativo de la familia Audi Q8 e-tron reside en la parte mecánica. Tres versiones diferentes estarán disponibles en ambas carrocerías. La versión de acceso arranca con el Q8 50 e-tron con dos motores, una batería con 89 kWh de capacidad neta, una potencia de salida de 340 caballos y hasta 501 kilómetros de autonomía. Tras él se sitúa el Q8 55 e-tron. Al igual que la unidad anterior emplea dos motores, pero su batería incrementa el tamaño hasta los 106 kWh de capacidad neta. Desarrolla un máximo de 408 caballos de potencia y es capaz de anunciar una autonomía homologada de hasta 595 kilómetros.

Por encima de esas unidades reina la versión más extrema de la gama, el SQ8 e-tron con un total de tres motores eléctricos. Ofrecen un rendimiento máximo de 504 caballos y 973 Nm de par motor. Disfruta del formato de batería más grande, 106 kWh de capacidad neta, con la que logra anunciar autonomías de hasta 483 kilómetros. Para la recarga de toda la gama se optan por sistemas de alta potencia, hasta 22 kW en corriente alterna y hasta 170 kW en corriente continua, 150 kW para el Q8 50 e-tron.

Precio Audi Q8 e-tron

Audi espera comenzar las entregas a partir del año que viene, más concretamente a finales del próximo mes de febrero en los principales mercados europeos. En España el plazo de pedidos se abrirá en apenas unos días con una gama estructurada en diferentes acabados, Advanced, S line y Black S Line. Los precios arrancan en los 84.610 euros para la versión 50 e-tron, ascendiendo hasta los 94.610 euros para el 55 e-tron y alcanzando un cenit comercial superior a los 100.000 euros para el SQ8 e-tron, del que todavía no se ha especificado el precio final. La carrocería Sportback tendrá un incremento de precio de 2.500 euros a igualdad de acabado y mecánica.

Conversaciones: