Híbridos y Eléctricos

DE PAGE-ROBERTS

Baterías verticales: una idea que ahorra un 30 % de energía pero que tiene inconvenientes

Una startup británica ha desvelado una innovadora nueva manera de situar las baterías dentro de la estructura de un coche eléctrico; de manera vertical. Según dicen, tiene ventajas tanto a nivel de costes como de eficiencia.

Batería vertical.
Batería vertical.

La startup británica Page-Roberts ha presentado una innovadora idea que propone cambiar la situación y orientación del paquete de baterías de un coche eléctrico que puede incluso llegar a hacer que se ahorre un 30 % de energía conforme a un coche eléctrico con baterías situadas bajo el piso.

Lo que ha propuesto la pequeña empresa inglesa es situar las baterías en posición vertical dentro del habitáculo, entre ambas filas de asientos, una idea que a priori aporta potenciales beneficios e inconvenientes a partes iguales.

El diseño lo ha patentado la empresa, y apuesta por reubicar el paquete de baterías ya que las habituales baterías convencionales situadas bajo el habitáculo agrega altura al conjunto del coche eléctrico en cuestión, además de tener que disponer de mayor distancia entre ejes y sumar complejidad estructural.

Hacer que la batería encuentra hueco dentro del propio habitáculo, según Page-Roberts podría mejorar el diseño del coche, la experiencia del usuario y reducir el coste de fabricación de los coches eléctricos.

Baterías verticales de Page-Roberts.

Imagen renderizada por ordenador de la batería vertical patentada por Page-Roberts.

No obstante, esta disposición de baterías hace que la practicidad del interior se vea limitada, al interponer una barrera física entre los pasajeros de la fila delantera y de la fila trasera de asientos, así como generar una altura de los asientos menor y una distancia entre ejes muy corta, por lo que sólo sería apta para coches eléctricos de corte deportivo y de carácter urbano sin mayores pretensiones prácticas.

Un aspecto que sin duda sí beneficia es que al no estar forzada a sobreelevar el habitáculo, el volumen de la carrocería no se ve afectado como sí ocurre en otros vehículos eléctricos que a causa de su grueso paquete de baterías padecen de una carrocería de pronunciada altura, lo que redunda en una peor aerodinámica.

Según lo comentado por Autocar, quienes son los responsable de que esta idea haya salido a primera línea de la actualidad, montar este tipo de baterías resulta en que el coche eléctrico en cuestión tiene el potencial de poder viajar un 30 % más con una carga o bien usar una batería más pequeña para mantener un rango similar a los niveles de hoy día. También estima, en base a los datos contrastados con Page-Roberts, que los costes de fabricación podrían reducirse hasta en un 36 % de llegar esta idea a una fabricación en serie.

Ha comentado Mark Simon, director de tecnología de Page-Roberts: "Nuestro concepto de diseño reduce el coste de fabricación, aumenta la eficiencia, mejora la agilidad y ofrece libertad de diseño. La eficiencia se traduce en menos tiempo de carga con baterías de mayor alcance o más pequeñas, por lo que también se reducirá la presión sobre los puntos de carga, otro punto clave para la industria."

Conversaciones: