Híbridos y Eléctricos

CAZADO DURANTE SUS PRUEBAS

El Bentley Flying Spur híbrido enchufable ultima sus detalles

Bentley ya tiene un SUV híbrido enchufable y en breves, también ofrecerá una versión similar del Flying Spur, la cual ha sido vista durante las pruebas de desarrollo en carretera. La electrificación se postula como una forma de reducir emisiones ‘globales’ para los fabricantes de coches prestacionales. Marcas como Bentley están casi obligadas a adoptar dicha tecnología que por otro lado, les ofrece muchas ventajas.

Bentley híbrido enchufable.
Bentley híbrido enchufable.

Bentley está actualmente de celebración. Acaba de cumplir 100 años de historia, un siglo de lujo, glamour y potencia. Una compañía fundada por Walter Owen Bentley que siempre se ha destacado por modelos de muy alta gama, destinados a aquellos millonarios que gustan del lujo, pero también de la potencia y cierta dosis de deportividad. Características que se han visto potenciadas gracias al amparo de Volkswagen desde el año 2000.

Ahora, la marca enfila otra nueva era donde la tecnología tendrá mucho que decir después de abrir las puertas a la llegada de la electrificación. Por un lado, el catálogo del fabricante británico ya ofrece el Bentayga hybrid, un SUV de alto lujo y motor híbrido enchufable compuesto por un V6 3.0 turbo asistido por un grupo eléctrico con capacidad para recorrer 50 kilómetros sin ayuda del motor de combustión. Versión que pronto estará acompañada por una variante del Bentley Flying Spur que actualmente está en desarrollo.

 

 

Diversos medios especializados han podido ‘cazar’ varias unidades de pruebas con el respectivo camuflaje del próximo sedán híbrido enchufable de la marca. Un coche que llegará junto a la renovación del Flying Spur, que se espera para 2019. El desarrollo está bastante avanzado y se esperaba que compartiera grupo propulsor con el SUV británico. Es decir, un V6 3.0 turbo junto a un motor eléctrico, posibilidad de recargar baterías en cualquier enchufe y una autonomía eléctrica de 50 kilómetros. Sin embargo, parece ser que no será el caso y el sistema propulsor elegido es el usado por el Porsche Panamera 4 E-Hybrid, modelo con el que también comparte plataforma. Al menos así lo afirman desde el medio británico Autocar. 

Así, el Bentley Flying Spur hybrid estará animado por un V6 de 2.9 litros turbo y un motor eléctrico, que rinden las mismas cifras de potencia del sedán de Porsche. Estaríamos hablando de una potencia de 462 CV (340 KW) y un consumo mixto de 2,5 litros cada 100 kilómetros, según datos oficiales de la firma alemana. De todas formas, según Autocar, cabe la posibilidad de un aumento de las prestaciones para el Flying Spur, dado su condición de automóvil de muy alto estanding. No se dicen cifras, pero con 462 CV ‘de base’, los 500 CV son una posibilidad.

Al Flying Spur híbrido enchufable le seguirán, más adelante, una versión híbrida del Continental GT y un modelo completamente eléctrico en formato sedán, del que no se sabe absolutamente nada. Sólo está la confirmación de Bentley que dejó claro que su primer coche 100% eléctrico sería un sedán.

Conversaciones: