Híbridos y Eléctricos

CONCEBIDO PARA EL TRAFICO URBANO

BMW i3 Concept. El mini coche eléctrico urbano

El BMW i3 Concept es el vehículo concebido para ser consecuentemente sostenible en el tráfico urbano. Siendo un automóvil que únicamente dispone de un motor eléctrico y hecho a medida para la movilidad sostenible y exenta de emisiones, representa la forma más inteligente para trasladarse en entornos urbanos y extraurbanos.

BMW i3 Concept. El MegaCity Vehicle.

 

El BMW i3 Concept es el vehículo concebido para ser consecuentemente sostenible en el tráfico urbano. Siendo un automóvil que únicamente dispone de un motor eléctrico y hecho a medida para la movilidad sostenible y exenta de emisiones, representa la forma más inteligente para trasladarse en entornos urbanos y extraurbanos.

Se trata de un vehículo con un concepto integral coherente. Cada detalle ha sido concebido y optimizado en función de su utilización posterior en el automóvil. El BMW i3 Concept es ligero, seguro, espacioso y dinámico gracias a la innovadora arquitectura LifeDrive. Los materiales innovadores y el uso inteligente de materiales ligeros no solamente logran una gran autonomía y una elevada resistencia a impactos, sino que también contribuyen a un comportamiento de gran dinamismo. El motor eléctrico que aplica su fuerza en el eje trasero tiene una potencia de 125 kW (170 CV) y un par motor considerable de 250 Nm. A ello se suma un radio de giro muy pequeño. Gracias a estas dos cualidades, el comportamiento del BMW i3 es sumamente ágil. El BMW i3 Concept es capaz de parar el crono en menos de cuatro segundos al acelerar de 0 a 60 km/h, y para acelerar de 0 a 100 km/h necesita menos de ocho segundos.

 



El denominado Life-Modul permite que el habitáculo sea muy amplio, resultado de un diseño exclusivo no basado en la adaptación de plataformas ya existentes. La cuidadosa selección de los materiales permite crear un ambiente de carácter abierto y diáfano en el habitáculo, en el que es posible sentirse muy a gusto desde el primer momento. En el habitáculo se utilizan principalmente componentes fabricados con materias primas renovables, por lo que salta a la vista el carácter sostenible del automóvil. Partes del tablero de instrumentos y de los revestimientos de las puertas son de fibras naturales visibles. La piel natural de la tapicería de los asientos confiere al habitáculo un ambiente que irradia comodidad.

El BMW i3 Concept es un automóvil muy apropiado para el uso diario, puesto que cuenta con cuatro cómodos asientos, puertas que se abren en sentido opuesto y en gran ángulo, dispone de un maletero con un volumen de aproximadamente 200 litros y tiene un espacio funcional adicional para almacenar objetos en la parte frontal.

 



Las innovadoras funciones de conectividad logran crear una red que incluye al BMW i3 Concept en el mundo que determina el estilo de vida del cliente. Utilizando las funciones remotas a las que se accede con un Smartphone, es posible localizar el automóvil, obtener información sobre las estaciones de recarga más cercanas, cargar y acondicionar por anticipado el acumulador de energía simplemente pulsando un botón y recibir datos relacionados con el estado actual del vehículo. El conductor cuenta con la ayuda de diversos sistemas inteligentes de asistencia en situaciones de conducción adversas, como atascos o accidentes, de modo que puede llegar a su destino de manera más relajada y segura.

 




Totalmente eléctrico: el BMW i3 Concept
El motor eléctrico del BMW i3 Concept ha sido concebido especialmente para su uso en la ciudad. Este motor tiene una potencia de 125 kW/170 CV y su par es de 250 Nm. Tal como es típico en los motores eléctricos, el par está disponible de inmediato, lo que significa que no tiene que generarse a través del aumento de las revoluciones como en un motor de combustión. Por lo tanto, el BMW i3 Concept es sumamente ágil y su capacidad de aceleración es impresionante: El BMW i3 Concept es capaz de parar el crono en menos de cuatro segundos al acelerar de 0 a 60 km/h, y para acelerar de 0 a 100 km/h necesita menos de ocho segundos. Además, el elevado par está disponible a lo largo de un amplio margen de revoluciones, por lo que la entrega de la potencia es muy homogénea. La caja de una sola relación transmite la potencia de manera óptima a las ruedas posteriores. Con esta caja, el BMW i3 puede alcanzar una velocidad de hasta 150 km/h acelerando sin interrumpir la transmisión de la fuerza.

Además, el motor eléctrico permite decelerar el coche utilizando el pedal del acelerador. En el momento en que el conductor retira el pie del acelerador, el motor eléctrico hace las veces de alternador, que retroalimenta la energía de frenado a la batería del coche. Al mismo tiempo se genera un momento de frenado suficiente para decelerar considerablemente el coche. Esta conducción con un solo pedal («One-Pedal-Feeling»), es decir, la posibilidad de acelerar y de frenar con un solo pedal, consigue acentuar esa sensación típica de un coche eléctrico de estar «flotando» sobre la pista. Cuando el conductor retira el pie del pedal, se «desembraga» mediante la regulación del momento cero del motor eléctrico, aprovechando la propia energía cinética como fuerza de propulsión. En esas circunstancias, el BMW i3 Concept parece estar planeando sobre el asfalto, sin consumir energía.





Compacto y potente: el motor eléctrico
El motor del BMW i3 Concept no solamente se caracteriza por su agradable forma de funcionamiento. El carácter innovador del motor eléctrico se pone de manifiesto especialmente a través de la relación entre su potencia y el espacio que ocupa. Gracias al estudiado trabajo de desarrollo, el motor eléctrico del BMW i3 Concept ocupa un espacio 40 por ciento menor que el motor del MINI E. El compacto y potente motor, la electrónica funcional y el reductor incluido en el diferencial están montados sobre el eje posterior y el conjunto no invade el habitáculo. La alimentación de energía al motor eléctrico y a todas las demás unidades de consumo está a cargo de células de ión-litio especialmente desarrolladas para ese fin. El acumulador del BMW i3 Concept también ha sido optimizado en todos sus detalles, de manera que las influencias externas inciden mucho menos en la disponibilidad de la potencia eléctrica.

Además, el sistema inteligente de calentamiento y refrigeración se encarga que los acumuladores de energía siempre tengan una temperatura de funcionamiento óptima, por lo que aumenta el rendimiento y la vida útil de las células. Una vez que el acumulador se conecta a la toma de corriente, se carga completamente en seis horas. Recurriendo al modo de carga rápida, se alcanza un 80 por ciento de la carga total transcurrida una sola hora.


Range Extender para una autonomía mayor
Tal como demuestran las pruebas realizadas con el MINI E, la autonomía de este modelo fue capaz de satisfacer el 90 por ciento de las necesidades de movilidad de las personas que integraron el grupo de prueba. Pero considerando que algunos clientes exigen una autonomía mayor y un máximo nivel de flexibilidad, se incluyó en el BMW i3 Concept el sistema Range Extender (REx) que aumenta la autonomía del coche. REx es un pequeño motor de gasolina de muy silencioso funcionamiento que pone en marcha un alternador con el fin de mantener constante el nivel de carga de la batería, de modo que el coche pueda seguir funcionando durante más tiempo con el motor eléctrico.

 

Conversaciones: