Híbridos y Eléctricos

ACABADO DEPORTIVO

BMW i4 M Sport: la berlina eléctrica también recibe el toque M de la firma

BMW ha publicado nuevas fotografías sobre el BMW i4 eléctrico, esta vez vestido con el paquete de acento deportivo habitual en la firma alemana, de nombre M Sport.

BMW i4 M Sport-2
BMW i4 M Sport.

Poco a poco BMW va preparando la llegada de su berlina eléctrica del segmento D al mercado. Las últimas fotografías que los alemanes han desvelado sobre el BMW i4 muestran a su último coche eléctrico vestido con el paquete estético M Sport de la firma, de estilo más deportivo.

El BMW i4 es la apuesta de BMW para competir de tú a tú con el coche eléctrico que ha sido la referencia desde que se lanzó al mercado, el Tesla Model 3. Presentado a mediados del mes de febrero, BMW adelantó que su i4 será comercializado en torno a finales de este mismo año.

Como todo BMW que se precie, y tal y como ha confirmado la marca alemana con estas nuevas imágenes, el BMW i4 también contará con la posibilidad de optar por el paquete deportivo que hereda rasgos de los modelos más deportivos de la gama.

Es de esperar que además de los cambios estéticos pertinentes, los BMW i4 que equipen el paquete M Sport de las fotografías traigan consigo ligeros retoques en la dirección y suspensión de cara a ofrecer un comportamiento ligeramente más dinámico que el i4 convencional, como es norma en todos los coches de la firma que equipan este compendio de elementos deportivos.

BMW i4 M Sport

Unas entradas de aire ornamentales flanquean ahora por cada lado a la parrilla de nuevo diseño de BMW en el i4 eléctrico.

En términos de imagen los principales cambios que se aprecian en el BMW i4 equipado con el paquete M Sport se corresponden con la revisión del diseño de los paragolpes, tanto el delantero como el trasero. En el frontal los nuevos riñones que hacen las veces de parrilla ahora se ven flanqueados por nuevas entradas de aire ornamentales de mayor tamaño que las vistas en el i4 convencional, mientras que en la parte trasera el único cambio son unas nuevas hendiduras acabadas en un tono oscuro para contrastar con la carrocería. El difusor de aire se mantiene aparentemente inalterado.

En el perfil, como es de esperar, unas nuevas llantas de estilo más deportivo sustituyen a las vistas anteriormente en el i4, mientras que la línea de acento azul que recorría antes las puertas y la aleta delantera por la parte baja ahora está acabada en negro brillante.

De momento BMW se sigue reservando, casi, la totalidad de los datos técnicos del i4 para más adelante. Hasta ahora el fabricante alemán tan sólo ha dado a conocer que la autonomía que el i4 eléctrico puede llegar a recorrer, en su versión de mayor capacidad de baterías, será de hasta 590 kilómetros con una sola carga en base al ciclo de homologación europeo WLTP.

En la vertiente prestacional promete un cero a cien kilómetros por hora en unos cuatro segundos en la versión más potente de todas, cuya potencia será de 390 kW (530 CV), aunque está confirmado que se corresponda con la variante más deportiva puesta a punto por el departamento M Performance de BMW, y que llegará, presumiblemente, bajo el nombre de BMW i4M.

 

Conversaciones: