Híbridos y Eléctricos

YA TIENE PRECIO EN ESPAÑA: DESDE 129.900€

BMW i8, un coche para soñar

El nuevo BMW i8 híbrido enchufable ya está en fase de producción y la comercialización en el mercado español empezará el próximo mes de junio, con un precio de 129.900 euros.

1
BMW i8, primer vehículo híbrido enchufable de la marca.

El BMW i8, el primer híbrido enchufable de la marca, ya está en producción y estará disponible al mercado español, como al resto de Europa, el próximo mes de junio, con un precio de partida de 129.900 euros. La previsión de ventas es de entre 25 y 30 unidades hasta final de año.

El BMW i8, homologa un consumo medio de combustible de 2,5 litros y unas emisiones de CO2 de 49 gramos por kilómetro, unas cifras que se adaptan a la norma y lo hacen más respetuoso con el medio.

Este deportivo de cuatro plazas, dispone de una arquitectura LifeDrive, desarrollada por BMW, que separa el chasis (módulo Drive), fabricado en aluminio, del habitáculo (módulo Life), especialmente resistente al ser fabricado en fibra de carbono y materiales PRFC (plásticos reforzados con fibra de carbono). Ambos módulos son ensamblados en un nuevo sistema de producción, en el que la energía utilizada es renovable y el espacio necesario para su fabricación, así como sus procesos han sido reducidos en un 50 %.

El resultado de este revolucionario sistema de producción es un peso en orden de marcha que es inferior a 1.485 kilogramos, con un valor aerodinámico (Cx) de 0,26 y un centro de gravedad muy bajo, situado por debajo de los 46 centímetros del suelo. Sus medidas: 4,68 metros de longitud, 1,94 metros de anchura y 1,29 de altura, siendo su distancia entre ejes de 2,80 metros.

 

Sistema híbrido enchufable
El i8 es un vehículo de tracción en las cuatro ruedas, con un motor para cada eje. El motor eléctrico síncrono de 96 kW (131 CV) de potencia alimenta las ruedas delanteras a través de una caja automática de dos relaciones.  Este motor recibe la energía eléctrica de una batería de ion-litio de alto voltaje, refrigerada por agua y con capacidad útil de 5 kWh. En el eje trasero, a través de una caja automática de seis marchas, el motor de combustión TwinPower Turbo de 1.5 litros de gasolina  de 3 cilindros entrega una potencia de 170 kW (231 CV) a las ruedas traseras.

La combinación de los dos motores, obtienen una potencia máxima del sistema de 266 kW (362 CV) y un par de 570 Nm (250 del motor eléctrico y 320 del térmico) y pueden funcionar de forma conjunta o por separado, con distintos modos de conducción. El i8 acelera de 0 a 100 km/h en 4,1 segundos y alcanza una velocidad máxima limitada de 250 km/h.

 

Modos de conducción
El BMW i8 ofrece cinco programas de funcionamiento: colocando la palanca selectora en (D) podemos activar el modo CONFORT o ECO PRO, conducir en modo SPORT, u optar por la conducción puramente eléctrica en modo eDrive, eligiendo también en este caso entre CONFORT y ECO PRO.

Cuando se pone en marcha el coche, se activa el modo CONFORT. Con este modo se obtiene un reglaje que favorece un estilo de conducción equilibrado entre deportivo y eficiente, además de permitir el uso ilimitado de todas las funciones de confort. Con el depósito de combustible lleno y la batería completamente cargada, la autonomía del BMW i8 es de más de 600 kilómetros.

Si se elige el modo ECO PRO, el sistema busca el menor consumo posible en cada momento, lo que permite aumentar la autonomía un 20%. Lo que hace es aprovechar al máximo las posibilidades de la propulsión híbrida, activando el sistema de recuperación de energía de frenado, o desconectando el motor de combustión interna cuando no es necesaria su potencia.

Una vez activado el modo SPORT, se puede cambiar de marchas manualmente utilizando el esquema secuencial. El motor de combustión y el motor eléctrico trabajan siempre juntos, ofreciendo el máximo, con lo que el vehículo se comporta como un tracción a las cuatro ruedas. En este programa se modifican los ajustes de algunos elementos como el pedal del acelerador, la amortiguación y el funcionamiento de la caja de cambios para que funcione buscando siempre la máxima prestación en caso de que no se decida cambiar manualmente por medio de las levas en el volante. En este modo, al funcionar como un tracción integral, el sistema de gestión de ambos motores puede intervenir para variar la distribución de potencia entre los ejes. En general tiende a favorecer el paso de mayor potencia al eje posterior. La distribución de pesos es del 50% entre ambos ejes. El modo SPORT también activa una función de máxima recuperación de energía durante las fases de deceleración y frenado.

La conducción en modo eléctrico o e-Drive, el coche funciona como un tracción delantera con una transmisión de 2 relaciones. Cuando se agota la batería, automáticamente se pone en marcha el motor de combustión interna que también se activa por medio de un pisotón a fondo en el acelerador. En modo e-Drive, el i8 tiene un autonomía, con la batería al 100%, de hasta 35 kilómetros, y la velocidad máxima es de hasta 120 km/h.

El nuevo i8 de BMW incorpora diferentes innovaciones tecnológicas que más adelante se podrán ir incorporando a otros vehículos de la gama de la firma alemana, entre las que destaca el nuevo sistema de iluminación láser, que tiene un alcance de 600 metros y mejora en un 30% la eficiencia energética en comparación con los dispositivos LED.

Conversaciones: