EL M-BYTE SERÁ AUTÓNOMO DE NIVEL 3

Byton iniciará la fabricación de sus coches eléctricos en abril de 2019

Byton finalizará en abril la construcción de su primera fábrica de coches eléctricos en China, de donde saldrán las primeras unidades del SUV eléctrico M-Byte en 2019.

Byton M-Byte, el primer coche eléctrico de la marca, es un SUV y se fabricará en China a partir de 2019.
Byton M-Byte, el primer coche eléctrico de la marca, es un SUV y se fabricará en China a partir de 2019.

Byton nació hace poco más de dos años, en 2016, justo a tiempo para conseguir la financiación necesaria, preparar su primer prototipo y hacerlo debutar en el CES de Las Vegas de 2018. Ahora, prácticamente un año después de haber saltado a la palestra, Byton se dispone a abrir su primer centro productivo en China. De la fábrica de Nanjin, que se terminará de construir en abril de 2019, saldrán por entonces las primeras unidades del M-Byte, un SUV completamente eléctrico que conquistó al público del CES a través de una enorme pantalla horizontal que recorre todo su salpicadero.

“Nuestros principios básicos son ser una marca creíble, tener los pies en la tierra y ser realistas”, afirmó Carsten Breitfeld, CEO y cofundador de Byton. Breitfeld, que dejó la vicepresidencia de BMW para fundar su propia compañía de coches eléctricos, asegura que “llegó un momento en el que algunos inversores nos decían que otras marcas tenían proyectos más prometedores”, pero que su marca siempre ha preferido mantener su apuesta y cumplir sus promesas. “Otros prometen un nuevo coche cada dos años y 2 millones de coches al año”, dijo el directivo en el Salón de Los Ángeles , “pero tienes que demostrar a los inversores que eres capaz de completar entregas, porque sino dejas de ser una marca creíble y pierdes su apoyo”.

byton-m-byte-concept-design-18

La enorme pantalla de 49 pulgadas del Byton M-Byte recorre todo el salpicadero.

Por el momento, Byton ya cuenta con una treintena de prototipos circulando a modo de pruebas por las carreteras de China. La marca espera que pronto alcance el centenar de prototipos, de los que una parte serán enviados a Estados Unidos para que su socio tecnológico, Aurora Innovation, empiece con el desarrollo y las pruebas de los sistemas de conducción autónoma en sus coches eléctricos. El fabricante por el momento no ha querido poner fecha a la disponibilidad de la tecnología de conducción automatizada de Nivel 4 que prometió en la presentación de su segundo vehículo, el sedán K-Byte.

En cambio, cuando el Byton M-Byte llegue al mercado en 2019, lo hará acompañado de la opción de adquirir el sistema de conducción automatizada de Nivel 3, lo que equivale a que el vehículo pueda tener el control completo de la conducción pero que podría requerir que intervenga el conductor humano en determinadas ocasiones, por lo que se requiere la supervisión del piloto en todo momento. Todavía se desconoce el precio que tendrá equipar esta tecnología, que se comercializará como un equipamiento opcional más.

byton-k-byte-concept

El Byton K-Byte es un sedán eléctrico con conducción autónoma de nivel 4.

Aunque a corto plazo el modelo de negocio de Byton recae en la venta a particulares, el director ejecutivo de la marca ha revelado que planean nuevos modelos de negocio basados en el entorno digital. Una posibilidad es la de ofrecer sus vehículos eléctricos en  una plataforma de coches eléctricos compartidos (carsharing) en la que cada usuario pueda llevarse consigo su perfil personal, con lo que las funcionalidades y configuraciones del coche se adaptarían a él, independientemente de cómo haya dejado el coche el ususario anterior. Los coches de Byton podrán reconocer el rostro de sus clientes y ofrecerán contenido digital como canal de ventas adicional.

Conversaciones: